Hábitos Tóxicos: Perfeccionismo

En esta ocasión te hablaré de 3 tipos de perfeccionismo y los 8 problemas que provienen de ahí, donde están las raíces del perfeccionismo.

Vamos a empezar con una serie de rasgos sorprendentemente tóxicos que, a primera vista, pueden parecer inofensivos o incluso productivos. En primer lugar, la línea que nunca debe ser cruzada es: el perfeccionismo.

El perfeccionismo es complicado – una pequeña dosis puede ser buena, pero una porción generosa es paralizante y contraproducente. Existen muchas cosas en el espectro. De hecho, un toque de perfeccionismo incluye algo llamado “esfuerzo positivo”: Significa tener estándares altos, pero no inalcanzables. También significa que el que se esfuerza se siente satisfecho y feliz cuando se alcanzan esos estándares.

Pero a medida que se asciende en el espectro de perfeccionismo, cruzamos una línea en forma poco realista de gran calidad, una devoción rígida e implacable a esas normas, y la creencia de que nuestro propio valor depende de los resultados.

Lee también: SER CONSCIENTE DE LOS PENSAMIENTOS AUTOMÁTICOS NEGATIVOS

Además, ¿sabías que en realidad hay 3 tipos de perfeccionismo? Dos de ellos son dañinos, pero el tercero es realmente tóxico. Vamos a ver:

Tipos de Perfeccionismo

1- Perfeccionismo orientado hacia uno mismo:

1- Perfeccionismo orientado hacia uno mismo

Aquí eres tu propio jefe en plan “verdugo”. Como su nombre lo indica, el perfeccionismo se centra en ti mismo y tu propio rendimiento. El perfeccionista orientado hacia sí mismo fija la meta demasiado alto y, cuando fracasa para tratar de compensar, se castiga con autocrítica y la culpa.

Lee también: HÁBITOS TÓXICOS: EVITACIÓN

2- Perfeccionismo orientado hacia los demás:

2- Perfeccionismo orientado hacia los demás

Este tipo de personas controlan las acciones de todo el mundo en su vida, en particular de sus parejas e hijos, y sólo esperan lo mejor en todo momento. Si el trabajo de otros no es perfecto (algo que nunca ocurrirá), provocaran discusiones, culpas, y desconfianza.

Lee también: 9 RECORDATORIOS DE LO QUE CONSTRUYE UNA RELACIÓN SANA

3- Perfeccionismo socialmente prescrito:

3- Perfeccionismo socialmente prescrito

Este es el tipo es el más tóxico. Con este tipo de perfeccionismo, percibimos nuestras acciones como siendo criticados por una audiencia que todo lo ve, imaginado que esperan nada más que una actuación impecable.

Este tipo de perfeccionismo es el más probable que resulte en problemas de depresión, ansiedad e ira. ¿Por qué? -Cuando percibimos que los demás siempre se están moviendo los postes de la portería, aún esperando que anotemos y, que nos morderán si fallamos, llegamos a creer que nuestros esfuerzos son inútiles y que no podemos hacer nada al respecto. En otras palabras, nos volvemos personas con desesperación e impotencia, las dos características de la depresión.

Entonces, ¿cómo puedes saber si tú o alguien que quieres está luchando con uno de estos 3 tipos de perfeccionismo? -Busca estas 8 señales:

Los 8 signos de un perfeccionista

1. Pensamiento Dicotómico: 

1. Pensamiento Dicotómico

“Pensamiento dicotómico” es el término técnico, pero también significa -pensamiento de todo o nada-, o el pensamiento en blanco y negro. No importa cómo se etiquete, significa creer que algo es perfecto o un completo fracaso. Hay poco margen de error en el pensamiento dicotómico: Si no alcanza un record personal, la persona con este tipo de pensamiento se encontrara constantemente triste e intentando conformarse con lo que para sí, es “nada”. Si no hay victoria la persona ve un fracaso total o se ve a si mismo despectivamente.

Lee también: DESAFIANDO LOS MITOS QUE ESTIGMATIZAN LA TERAPIA ONLINE

2. Duda: 

2. Duda

La gente con perfeccionismo a menudo duda de su propio rendimiento. Incluso si el público les da una ovación de pie, les preocupa si hay una doble intención y en realidad se trata de una burla. Y las dudas no se limitan a las grandes audiencias -los perfeccionistas se preocupan de, por ejemplo si pronunciaron correctamente aquel email, si todo el mundo lo pasa realmente maravilla en la cena, o si ese fue el regalo de cumpleaños perfecto.

Lee también: RUMIA: EL HABITO TÓXICO DE PENSAR DEMASIADO

3. Comparación del Valor Propio y el Logro:

3. Comparación del Valor Propio y el Logro

Esto se explica por sí. Cuando un perfeccionista falla a la altura de sus propios estándares inalcanzables, piensan que eso les hace una mala persona. “No soy bueno en esto, por lo tanto, no soy una buena persona (o una persona digna de…), son frases comunes.

Lee también: ¿CÓMO MEJORAR LA AUTOESTIMA?- CONSEJOS RÁPIDOS

4. Postergación: 

4. Postergación

Los perfeccionistas están realmente preocupados de nunca poder alcanzar sus propios estándares. Sin ningún margen de error, cualquier tarea se vuelve difícil y desagradable, lo que significa que desanima, y desanima, y desanima. 

Lee también: POSTERGACIÓN: ¿CÓMO SUPERARLA?

5. El abandono de proyectos:

5. El abandono de proyectos

Esto va de la mano con la postergación o dilación. A veces, los perfeccionistas prefieren abandonar el barco antes de enfrentar la posibilidad de quedarse cortos.

Lee también: PROBLEMAS DE SALUD MENTAL ACORTAN LA VIDA MÁS QUE EL TABAQUISMO

6. Se siente abrumado

6. Se siente abrumado

Los perfeccionistas a menudo se sienten como un ciervo iluminado por los faros de algún vehículo. En particular, para los perfeccionistas socialmente prescritos, la perspectiva de tener que actuar de acuerdo a sus estándares imaginados, la necesidad de aprobación de los demás. Sumado a la predicción (Distorsión Cognitiva: adivinación del pensamiento) de que los demás sólo moverán la cabeza y bostezarán, hace que las tareas cotidianas se vuelvan muy abrumadoras.

Lee también: 18 PENSAMIENTOS PARA LA PAZ, FELICIDAD Y SEGURIDAD

7. Corrección de los demás:

7. Corrección de los demás

En particular, los perfeccionistas orientados a los demás, a menudo tratan de modificar o mejorar a los otros. Ya sea que se trate de su gramática, su forma de vestir, o su ruta de conducción, los perfeccionistas siempre tienen una manera mejor de hacerlo o decirlo.

Lee también: CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS EN TU VIDA DIARIA

8. La adicción al trabajo:

8. La adicción al trabajo

La adicción al trabajo se puede reducir a la siguiente ecuación:

Estar altamente involucrado/ Inversión en Trabajo + Poco Placer = Estrés Elevado

Esto es muy diferente de los que trabajan duro, pero aman lo que hacen, un grupo llamado “entusiastas del trabajo”. Un estudio realizado en 1992, como era de esperar, encontró que los adictos al trabajo son mucho más propensos a ser perfeccionistas que los entusiastas del trabajo.

Muchos problemas de salud mental se han relacionado con el perfeccionismo:

Ansiedad Social

Ansiedad Social

Uno de ellos es la ansiedad social, donde la persona cree que otros le juzgan por tener un desempeño social menos que perfecto. Otro es el TOC, donde la gente necesita que las cosas sean exactamente correctas o 100% seguras. TPOC, un trastorno de la personalidad que tiene el perfeccionismo en su corazón. Pero el desorden con el vínculo más fuerte al perfeccionismo es la anorexia.

Anorexia

Anorexia y Perfeccionismo

Por ejemplo, un estudio de 2014 pidió a dos grupos de mujeres -algunas con anorexia, algunas sin anorexia- hacer dos tareas. En la primera tarea, se les pidió que copiaran un pasaje de texto y una figura geométrica compleja. Se les dio el papel, lápices, una goma de borrar, una regla, un transportador, y una brújula y se les pidió trabajar de la forma más clara y precisa posible.

Lee también: ¿SE PUEDE SER ADICTO A LA COMIDA?

¿Qué pasó? 

Anorexia y Miedo Al Fracaso

En conjunto, el trabajo de las personas anoréxicas observo que era significativamente mejor que el del grupo de control, pero también les tomó mucho más tiempo completar la tarea. Además, dentro del grupo con anorexia entre más tiempo le tomó a cada persona, mejor fue su copia, un fenómeno que no se vio en el grupo de control.

En la segunda tarea, se les dio a los dos grupos de un minuto para ordenar 40 gotas de 8 colores diferentes en botellas. Después del minuto fue, los participantes se les dio la opción -no obligatoria- de volver a revisar su trabajo. En general, más anoréxicos eligieron comprobar su trabajo y pasaron mucho más tiempo haciéndolo.

Lee también: LA OBESIDAD GENÉTICA Y SUS EFECTOS PSICOLÓGICOS

¿Cuál es el Costo del Perfeccionismo?

El Costo del Perfeccionismo
La respuesta: Tiempo y Angustia

¿Entonces qué nos dice esto? Como grupo, los anoréxicos mostraron una mayor atención a los detalles, fueron más a fondo, comprobaron su trabajo, y dieron resultados más impresionantes, todos los cuales parecieron dar un paso cerca de esa línea de la perfección, a costa de angustia y mucho más del tiempo (promedio) invertido.

En suma, aunque siempre es bueno tener un alto nivel y trabajar duro, no tienes que ser perfecto/a. Incluso mejor expresado por la ex primera dama Rosalynn Carter, una defensora de la salud mental, que alguna vez dijo:

“Una vez que aceptes el hecho de que no eres perfecto, entonces desarrolla un poco de confianza.”

Rosalynn Carter

Referencias:

Imagenes Vía Giphy

No te olvides de comentar 👇. Y seguirme por redes, para estar enterado sobre psicología, de un modo accesible y práctico 👋😉.

COMPARTE 😉