Cómo Dejar Ir La Culpa y Superarla

Cómo dejar ir la culpa

La culpa puede ser uno de los peores sentimientos. Parte de esa sensación de hundimiento probablemente proviene del hecho de que NO podemos volver atrás en el tiempo y cambiar eso por lo que nos sentimos mal. Por lo tanto, aprender a dejar ir la culpa y perdonaros a nosotros mismos puede ser una habilidad de vida tan importante como para cultivarla.

Y también, hay que dejar en claro que no toda culpa es mala. La culpa es una emoción fundamental para las relaciones sociales. La culpa parece estar relacionada con la empatía y puede impedirnos hacer algo que pueda herir a otra persona o romper reglas sociales importantes. Si hacemos algo que nos hace sentir culpables, la experiencia puede servir como una lección importante que nos impide volver a hacerlo en el futuro. Básicamente, la culpa puede ser una parte muy importante de nuestro desarrollo emocional y social.

Sin embargo, eso no significa que la culpa es siempre algo positivo. Este sentimiento puede convertirse en un problema si te impide vivir tu vida. Demasiada culpa puede nublar tus pensamientos, y te llevará a sentir un malestar significativo, y hacer que sea difícil seguir con tus actividades diarias.

A continuación encontrarás los cinco consejos más importantes sobre cómo liberar sentimientos de culpa.

1- Compréndela

1- Comprende la Culpa

Antes de que puedas dejar de lado tu culpabilidad, debes entenderla. Esto significa que enfrentes tu culpa, experimentando los pensamientos que trae, e identifiques las cosas que hiciste que te llevaron a sentir culpa. Las personas por lo general descubren que se sienten culpables porque hicieron algo que creen que estaba mal.

Lee también: TERAPIA NARRATIVA: UNA HISTORIA MÁS RICA DE TU VIDA

2- Háblalo con alguien

2- Háblalo con alguien

El acto de pensar por sí solo puede hacer que te quedes atascado rumiando sobre lo que sucedió. Es por eso, que hablar con alguien de confianza puede ser útil. Un amigo o un ser querido te puede proporcionar una perspectiva más objetiva de lo que ocurrió. Personalmente siempre encuentro que desahogarse con alguien es una parte muy importante del proceso, ya que me permite comenzar a tomar la responsabilidad por lo que me siento mal, al mismo tiempo que por lo general obtengo algunas palabras de apoyo de un amigo.

Lee también: AUTOBULLYING: CÓMO LIDIAR CON EL “ABUSIVO” DENTRO DE TU CABEZA

3- Encuentra la compasión por ti mismo

3- Encuentra la compasión por ti mismo

Una vez que tengas una mejor perspectiva, tendrás más fácil encontrar la compasión para ti mismo. Hay razones importantes por las que a menudo hacemos lo que hacemos. Esto no significa excusar lo que hemos hecho, pero sí quiere decir que resulta importante incorporar el gran contexto de lo que estaba ocurriendo en tu vida durante la situación que te hizo sentir culpa.

También me parece que esto es una parte muy importante del proceso global. Ha habido cosas en la vida que he hecho, que aún me gustaría no haberlas hecho. Pero ahora entiendo por qué las hice y lo que estaba pasando en mi vida en ese momento y dadas las sensaciones que estaba experimentando, y esta apertura a entender me hace mucho más fácil llegar a cerrar el circulo.

Lee también: CÓMO DETENER PESADILLAS Y TERRORES NOCTURNOS

4- Compénsalo

4- Compénsalo

Si aún estás luchando con la culpa, podría ser el momento de compensarlo. Esto podría significar confesar lo que pasó, compartir el sentimiento de culpa que estás experimentando, disculparte, y discutir lo que puedes hacer para que esta situación sea mejor. Sin embargo, también debes tomar en cuenta que si se vas a confesar, la investigación sugiere que debes confesar por completo â€“ si solamente confesas parte de lo que sucedió puede que te sigas sintiendo culpable y tal vez incluso vergüenza o ansiedad.

Lee también: 18 PENSAMIENTOS PARA LA PAZ, FELICIDAD Y SEGURIDAD

5- Habla con un profesional

5- Habla con un profesional

Y por último, si todavía te ves a ti mismo incapaz de dejar de lado los sentimientos de culpa, incluso después de entender tus acciones pasadas y tal vez incluso haberte disculpado por ellas, te sugiero que hables con un profesional de la salud mental capacitado. Esto puede ser especialmente útil si eres alguien propenso a sentimientos de culpa cuando podrías no merecerlo, con los sentimientos de culpa puede llegar el autocastigo, y aquí se puede volver patológico. Los tratamientos como la terapia cognitiva conductual pueden enseñarte habilidades para ayudarte a salir del atasco con tus pensamientos, aprender a experimentar tus emociones de una manera saludable y tu vida de una manera que sea consistente con tus valores.

Sentirse culpable no es divertido, y realmente, se puede llegar a poner una nube sobre todas las demás partes de nuestra vida. Sin embargo, no hay formas de aliviar esos sentimientos de golpe – sólo tienes que estar dispuesto a hacer frente a tus acciones de forma proactiva y trabajar a través de tus emociones.

Lee también: 18 PENSAMIENTOS PARA LA PAZ, FELICIDAD Y SEGURIDAD

Referencias:

Imágenes Vía Giphy.

¿Qué haces tú cuando tienes culpa?, ¿Te ha resultado bien? Prueba compartir tus pensamientos abajo en los comentarios, y grita al mundo lo que piensas 😉. No olvides seguirme por redes para saber más de psicología.

COMPARTE 😉