La Obesidad Genética y sus Efectos Psicológicos

La Obesidad Genética y sus Efectos Psicológicos

La obesidad genética tiene repercusiones en la mente de quién se ha practicado estudios. ¿Cuáles son los efectos psicológicos de saber que tienes predisposición genética hacia la obesidad?

¿Has tratado de perder peso seriamente y no lo logras? La carga genética es otra variable que influye en el metabolismo de las personas. Solo influye, pero no significa que sea un destino escrito en piedra. En una investigación, las personas con obesidad que se hicieron pruebas genéticas y pudieron comprobar que tienen genes que influyen en su sobrepeso, redujeron su sentimiento de culpa.

El estudio se llevó a cabo por investigadores del Health Behaviour Research Centre en el University College London. Se basaron en estudios anteriores que concuerdan hasta ahora que el gen llamado FTO es el que tiene más influencia sobre la obesidad.

FTO: Gen responsable de la Obesidad Genética

FTO: Gen responsable de la Obesidad Genética

El gen FTO tiene dos variantes: La primera (A) está asociada con un mayor riesgo de aumento de peso, y la segunda (T) se asocia con un menor riesgo. Una de cada dos personas lleva al menos una copia de la variante A. Las personas que heredan dos variantes A (tanto del padre como de la madre) son 70% más propensos a ser obsesos, que los que tienen dos variantes T. Incluso aquellos que heredan solo una variante A tienen un mayor peso que personas con dos variantes T.

Actualmente es posible realizar una prueba genética para el FTO, aunque no está disponible de manera comercial.

Los investigadores desde hace tiempo especulaban sobre como haría sentir a las personas el saber sobre los resultados de esta prueba genética. Como siempre había opiniones diferentes: algunos médicos decían que ayudarían a los pacientes a estar motivados para controlar su peso. En su contraparte otros pensaban que los pacientes lo verían con la perspectiva de los “genes destino”. Lo que significaría que sintieran que no habría nada que pudieran hacer por su peso.

Aunque si respondieran de esta manera tan fatalista sería perjudicial. Porque, la dieta y el ejercicio siguen siendo importantes para el control de peso y la salud. Y, del otro lado habría guerreros que “luchen contra su biología”

En el experimento Susanne Meisel (investigadora del UCL Health Behaviour Research Centre) y la profesora Jane Wardle (también del UCL), entrevistaron a 18 voluntarios después de recibir los resultados. Para que comentaran su experiencia y la perspectiva que tenían. Todos los entrevistados estaban dentro del rango de obesidad en peso.

Análisis Genéticos, ¿Reductores de culpas?

Análisis Genéticos, ¿Reductores de culpas?

Encontraron que los voluntarios estaban muy entusiasmados por recibir sus resultados de la prueba genética. Los que luchaban con su peso, dijeron que el resultado de la prueba genética fue útil. Ya que, quitaba algo del estrés emocional que está ligado a controlar su peso y les alivia algo del estigma y la auto-culpa. Ninguno de los entrevistados tuvo una reacción negativa a los resultados de esta prueba genética. Ni tampoco ninguno dijo que pensaba que no había nada que pudieran hacer por controlar su peso.

Para los participantes: Resultados alentadores, que no definen su destino

Para los participantes: Resultados alentadores, que no definen su destino
No hay destino, solo el que nos construimos nosotros mismos.

Susanne Meisel, quien dirigió el estudio, dijo: “Estos resultados son alentadores. Independientemente del estado de los genes o el peso. Todos los voluntarios reconocieron que tanto los genes y el comportamiento son importantes para el control de peso. Los resultados indican que para las personas es poco probable para creer que los “genes son destino”. Y que renuncien en su participación del control de peso una vez que conocen el estado de sus genes FTO. A pesar de que sabían que el efecto del FTO es pequeño, lo encontraron motivador e informativo. Ahora estamos haciendo un estudio más amplio para confirmar si más personas reaccionan de la misma manera”

La Dra. Laura McGowan, Directora Ejecutiva de Charity Weight Concern agregó: “Las causas de la obesidad son múltiples y complejas, y esta investigación es alentadora para aquellos que luchan por controlar su peso. Aunque sabemos que la genética juega un papel en el peso. Las personas pueden aprender estrategias para hacer frente a este aumento del riesgo de aumento de peso. Así, el descubrir que llevan la versión de alto riesgo del gen no debe significar que renuncien a su suerte”

Este estudio fue financiado por el Cancer Research UK. Y fue publicado originalmente en el Journal of Genetic Counseling.

Y tú, ¿Crees que influye más la genética o la conducta (dieta y ejercicio), en cuestión de la obesidad? Por favor, déjame saber que piensas en la sección de comentarios

COMPARTE 😉