Como persona, puede ser bastante molesto tratar con las viejas cargas de una relación. Te puedes encontrar, valientemente tratando de dejar atrás el antiguo drama y los viejos problemas. Pero no importa lo que hagas, el pasado parece ir contigo, afecta tu vida actual, y además te hace las cosas mucho más difíciles de lo que deberían ser. Y un aviso constante de frustración, angustia, y un enorme deseo de seguir adelante.

Hay un millón de razones por las que podrías estarte preocupando por el viejo equipaje de tu anterior relación. Pero no importa lo que te ocurrió en el pasado, esa “carga” tiende a sentirse igual para todo el mundo. “Se siente como si estuvieras luchando para seguir adelante”. En lugar de crecer a partir de la experiencia y el aprendizaje de lo que  quieres y no quieres en una relación y lo que  estas dispuesto/a a tolerar o no.

Aparte de ser cero divertido de manejar personalmente, “la carga” puede dar lugar a todo tipo de problemas en tus actuales o futuras -nuevas relaciones-. En lugar de aprender de los errores pasados, puedes encontrarte saliendo con alguien con los mismos defectos y las malas características que anteriormente habías dejado atrás. O bien, puedes terminar luchando por confiar en tu nueva pareja, a pesar de que no tiene nada en común con tu ex. En otras palabras, si no encuentras la manera de seguir adelante, puedes acabar creando otro lío. 

Así que, aquí hay algunos consejos para dejar ir esa carga, de una vez por todas. Espero que estos consejos te ayuden a seguir adelante, y te lleven a una relación más sana y feliz.

1. Aprende del pasado

Por supuesto, esto parece mucho más fácil decir que hacer, pero… tomarte algún tiempo para reflexionar sobre el pasado puede ayudarte a aprender de los errores del pasado – en lugar de simplemente dejarte ahogar por ellos, o tal vez no fue algo que pudo estar en tus manos. “Si podemos aprender las lecciones valiosas que una mala relación tiene que enseñarnos, podemos avanzar de una manera más saludable”. Es posible, por ejemplo, darse cuenta de que tu ex tenía algunas cualidades que nunca más deseas tratar. Una vez que reconozcas lo que no quieres, puedes encontrar el camino a “seguir adelante” mucho más fácil.

Lee también: AUTOCRECIMIENTO: DEJA DE SOÑAR Y EMPIEZA A HACER

2. Deja ir los pensamientos repetitivos

Si has cortado la relación recientemente, entonces es probable que cargues con un montón de pensamientos que circulan en tu cabeza. Y esa voz interna te dice cosas como: “¿Qué salió mal?” o “¿Por qué él / ella me hizo esto a mí?” (Etc. etc.). Sin embargo, con el fin de seguir adelante, hay que empezar a dejar que se desvanezcan de tu cerebro. En otras palabras, debes dejar de contarte historias a ti mismo/a. La clave está en dejar de hacerte preguntas, y mantenerte en movimiento. 

(Lee también: RUMIA: EL HABITO TÓXICO DE PENSAR DEMASIADO)

3. Recuerda que nada está destinado a durar por siempre

A veces es difícil dejar atrás relaciones pasadas, ya que nunca quisiste que terminaran en primer lugar. Cuando este es el caso, puede ayudarte recordar que nada está destinado a durar para siempre. Se dice por ahí que cada persona entra en nuestra vida por… “una razón, una temporada o toda la vida”, sin embargo la vida también acaba J. Esto es cierto para todos los tipos de relación, buenas o malas. ¿Tú ex estaba destinado a solo estar contigo por una temporada? Si es así, reconócelo y comienza a aceptar todo con realidad pero sin pesimismo ni autotortura.

Lee también: ¿POR QUÉ NO PUEDO SER MÁS FELIZ?

4. Permítete sentir tristeza

A veces esa “carga” se queda contigo porque no te permites vivirla y desahogarla, no hay un cierre como invita la Gestalt. En otras palabras, nunca se te has permitido sentirte muy enojado/a, o ridículamente molesto/a, o tal vez no haz exprimido esas emociones incomodas lo suficiente. Si no lo has hecho… está bien, sin embargo, hazte un favor y ponte emocional. El llanto es catártico, así que deja que salga, o tal vez tu estilo sea la ira, así que puedes golpear o romper algunas cosas (no golpees personas ;))

Lee también: DOS GRANDES CREENCIAS VINCULADAS A LA DEPRESIÓN

5. Trabaja en tu autoestima

Con el fin dejar atrás tu antigua relación – especialmente si era realmente mala y la confianza se había arruinado, va a ser necesario que te levantes, y mejores tu autoestima. Una forma de hacer esto es reconocer que vales más que la forma en que fue tratado/a. El trabajo en tu autoestima también te ayudará a mantenerte fuera de los patrones de relaciones poco saludables. Así que manos a la obra.

Lee también: ¿CÓMO MEJORAR LA AUTOESTIMA?- CONSEJOS RÁPIDOS

6. No hables con tu ex

Por favor, dejar de hablar con tu ex. De ser posible, elimina su número, y evita enviarle mensajes ebrio/a a las 2:00 AM. Y definitivamente elimínalo/a de tus redes sociales (Una precaución más para evitar enviar mensajes de los que luego te arrepentirás). Una vez que tu ex esté completamente fuera de tu vida, encontrarás que esos pensamientos incomodos también saldrán de tu mente. Un poco de distancia será de ayuda.

Lee también: ¿RELACIÓN CODEPENDIENTE? CÓMO SOLUCIONARLO!

7. Practica algo de aceptación

Te pasó algo malo y ahora estás triste. Tiene sentido que tal cosa sea difícil de superar. Por lo tanto, puede ayudarte a aceptarlo, en vez de tratar de ignorarlo o voltear la cara e intentar vivir otras cosas (esto último lo puedes hacer después). Acepta tu historia y las personas que han sido parte de tu historia; acepta tus circunstancias y recuerda que ninguna de estas te define. La aceptación es el primer paso para dejar ir y darte tu propia libertad.

Lee también: 5 CONSEJOS PARA UTILIZAR UN DIARIO COMO TERAPIA

8. Supera la “idealización” de la ex pareja

Si sientes que no puedes seguir adelante, podría ser que has convertido a tu ex en una especie de “pareja perfecta”, con quien nadie más puede compararse. ¿Cómo puedes esperar superarlo/a cuando este es el caso? No se puede. Así que tomate un segundo y piensa si realmente lo/la extrañas, o simplemente la idea que tienes de la persona. Podría ser que extrañes la idea de estar con alguien, pero no necesariamente con esa persona. Este descubrimiento realmente puede ayudarte a sentirte mejor.

Lee también: 9 RECORDATORIOS DE LO QUE CONSTRUYE UNA RELACIÓN SANA

9. Busca un terapeuta

A veces es imposible hacerlo solo, y hay que llamar a los profesionales. Esta táctica es a menudo necesaria si simplemente sientes que no puedes seguir adelante, y/o te sientes totalmente agobiado/a por los problemas del pasado. Las personas que avanzan adelante poseen visión, no tienen miedo de buscar un psicólogo online para ayudarles a identificar y eliminar las tendencias negativas. No tengas miedo de pedir ayuda.

Lee también: REPARARTE EMOCIONALMENTE CON UN PSICÓLOGO ONLINE

10. Recuerda que cada persona es diferente

Si estas comparando a tu nueva pareja con tu ex, haz una pausa y toma un segundo para recordar que son dos personas totalmente diferentes. Por ejemplo, sólo porque a tu ex le gusta la fiesta, no significa que tu actual pareja será (o tendría) que ser un fiestero hasta la inconsciencia del siguiente día. ¿Ves a que me refiero?

Lee también: 20 LECCIONES QUE UN HOMBRE SABIO DEBERÍA COMPARTIR

11. Ten una actitud positiva

Bien… es natural que las cosas sean difíciles en este momento de perdida. Pero bueno, estas tomando pasos para sentirte mejor, ¿verdad? Tener una actitud positiva a medida que avanzas a través de todo este proceso realmente puede ayudarte. Da un poco de crédito a tu deseo de seguir adelante, y con toda probabilidad empezarás a sentirte mejor pronto.
El enfrentar y superar una perdida importante como la pareja -es difícil, y deshacerse de todas las cargas, problemas, recuerdos es aún más difícil. Puede tomar un poco de trabajo, algo de introspección, o incluso la ayuda de un terapeuta. Pero es posible.

Lee también: 10 MANERAS DE CONSTRUIR TU FORTALEZA EMOCIONAL

¿Tú cómo lidias con las cargas de tu vieja relación? ¿Algún consejo? Tal vez puedas ayudar a otros con tu experiencia. No te olvides de comentarlo 👇 y seguirme por redes 😉.

COMPARTE 😉