¿Qué son los Pensamientos Intrusivos?

Que son los pensamientos intrusivos

Hay muchos conceptos erróneos y estereotipos sobre la salud mental y las enfermedades mentales en nuestra sociedad. Un ejemplo son los pensamientos intrusivos, que podrías no conocer por su nombre, pero que probablemente habrás visto representados en el cine o la TV. 

¿Qué son? Probablemente no son lo que piensas. Mientras que muchas personas erróneamente asocian los pensamientos intrusivos y repetitivos con una señal de que alguien es «malo» o «destinado» en causar daño a sí mismos o a otros – o peor, que los pensamientos u obsesiones de alguien revelan su verdadera naturaleza «malvada». 

La realidad es muy diferente. Lo que pensamos a menudo está fuera de nuestro control consciente. De hecho, para cualquier persona que conozca en carne propia la ansiedad, sabe que al menos en principio no hay control sobre los pensamientos que llegan a la mente.

No son un Transtorno, sino Una Parte de Varios Trastornos

No son un Transtorno, sino Una Parte de Varios Trastornos

Aunque no se reconoce como un diagnóstico propio en el DSM-5, los pensamientos intrusivos como síntoma se correlacionan con muchas condiciones basadas en la ansiedad, como el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Según explica el National Institute of Mental Health, las personas que experimentan pensamientos no deseados pueden obsesionarse en cualquier cantidad de cosas, incluyendo «el miedo a los gérmenes, la suciedad o los intrusos, actos de violencia, lastimar a los seres queridos, actos sexuales, conflictos con las creencias religiosas, O ser demasiado ordenados». Mientras que los pensamientos intrusivos se asocian a menudo con el trauma o las fobias, pueden desarrollarse sobre cualquier cosa, y no son lo mismo para cada persona.

Lee también: HÁBITOS TÓXICOS: PERFECCIONISMO

Aquí te muestro cinco claves para conocer lo necesario sobre los pensamientos intrusivos, un concepto que se vuelve más “pop” como muchos otros de psicología, y sobre el que puede haber mal entendidos. Si algunos de estos te suenan de verdad, no dudes en hablar con un profesional de salud mental; Tu salud mental es lo más importante.

1. Pueden Ocurrir a Cualquier Edad

1. Pueden Ocurrir a Cualquier Edad

Los pensamientos intrusivos pueden afectar a personas de cualquier edad. El NIMH explica que muchos trastornos de ansiedad y síntomas se manifiestan antes de los 19 años, incluyendo pensamientos intrusivos y/o TOC, pero también pueden desarrollarse en otras etapas de la vida. Es normal que los pensamientos intrusivos fluctúen en función de otros problemas, como tu nivel de estrés, también a lo largo de tu vida.

Lee también: SÍNDROME DEL ACAPARADOR COMPULSIVO: CÓMO RECUPERARSE

2. Tener Pensamientos Intrusivos no es lo mismo que Llevarlos a Cabo

2. Tener Pensamientos Intrusivos no es lo mismo que Llevarlos a Cabo

Como el doctor Robert L. Leahy, señala en Psychology Today, tener pensamientos intrusivos no significa necesariamente que actuarás sobre estos pensamientos. Nos explica Leahy: «Las personas con trastorno obsesivo compulsivo piensan: Si pienso que perderé el control, lo haré «o» Si pienso que Satanás podría poseerme, lo hará», pero la verdad es que tener estos pensamientos no significa que SON la realidad. De hecho, permitirse pensar todos estos pensamientos y no suprimirlos es en realidad más saludable que tratar de enterrarlos por completo.

Lee también: 12 HERRAMIENTAS CONTRA LA ANSIEDAD

3. Pueden ser Debilitantes

3. Pueden ser Debilitantes

Las personas que experimentan pensamientos intrusivos, puede sentirse debilitadas. Como explican los expertos del Trastorno Obsesivo Compusivo y el proyecto de apoyo IntrusiveThoughts.org, algunas personas que experimentan pensamientos intrusivos terminan por hacer rituales elaborados, revisando las cosas o teniendo conversaciones repetidas como un medio de tratar de aliviar sus pensamientos no deseados. Estos pueden tener un enorme impacto en su trabajo, vida social y felicidad personal cuando se convierten en obsesiones o toman cantidades dramáticas de tiempo o energía.

Lee también: AUTOBULLYING: CÓMO LIDIAR CON EL “ABUSIVO” DENTRO DE TU CABEZA

4. Todos Tenemos Pensamientos Intrusivos

4. Todos Tenemos Pensamientos Intrusivos

Como explica la doctora Hannah Reese, en Psychology Todaytodos experimentamos este tipo de pensamientos en algún momento u otro. Por ejemplo una madre a la cual en algunas ocasiones llegan a su mente imágenes horribles de su hijo herido físicamente. Aunque ciertamente es perturbador, estos pensamientos intrusivos no son necesariamente «anormales» o inusuales por sí mismos.

Lee también: RUMIA: EL HABITO TÓXICO DE PENSAR DEMASIADO

5. Hay Maneras de Obtener Ayuda

5. Hay Maneras de Obtener Ayuda

Al igual que con muchos problemas de salud mental, las personas que sufren de pensamientos intrusivos a menudo se sienten muy solos y malinterpretados. Por suerte, como explica el NIMH, hay maneras de obtener ayuda. La Terapia Cognitivo Conductual tiende a ser particularmente útil, ya que ayuda a dejar atrás comportamientos y rituales asociados con pensamientos intrusivos, así como ayuda a cultivar habilidades de afrontamiento saludables. El punto es: no es algo que debas vivir solo/a.

Lee también: TERAPIA ONLINE A TRAVÉS DE SKYPE: EL PODER DE LA CHARLA

No te olvides de compartir lo que piensas en los comentarios 👇. Y seguirme por Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr o Pinterest, para más cosas interesantes de psicología 😉

Referencias:

  1. La peligrosa conexión entre estereotipos de genero y salud mental. Jaya Saxena (2016)
  2. Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM 5. (2013)
  3. Trastorno Obsesivo-Compulsivo: Cuando los pensamientos no deseados o las acciones irresistibles se hacen cargo. NIMH. (2016)
  4. Intrusive Thoughts. En español. (2017)
  5. ¡Esos malditos pensamientos no deseados! Bienvenido al mundo de los pensamientos intrusivos.  Robert L. Leahy. (2009)
  6. 10 Cosas que Necesitas Saber del TOC. Rose Bretécher. (2016)
  7. Pensamientos Intrusivos: Normal o NO. Hannah Reese. (2011)

Imágenes Vía Giphy

COMPARTE 😉