Histeria Femenina: 7 Viejos y Locos Mitos

Histeria Femenina - 7 Viejos y Locos Mitos

La histeria fue el primer trastorno mental atribuido a las mujeres (y sólo las mujeres) De ahí que sea común la frase «Histeria Femenina». Un estuche de síntomas que incluyen, pero de ninguna manera se limitan a: nerviosismo, alucinaciones, arrebatos emocionales y varios impulsos de naturaleza sexual (más sobre esto adelante).

Aunque puede ser profundamente desalentador, la práctica de etiquetar a las mujeres como “locas” continua viva y actual, pero sus raíces son profundas. Por lo tanto, esto ha ocurrido por miles de años y ha sido muy bien tolerado por la mayoría de la sociedad.

Para dejar en claro lo lejos que hemos llegado en nuestra comprensión de la salud mental de las mujeres, y hasta qué punto todavía tenemos que ir, aquí un pequeño viaje al pasado – un recorrido a tan sólo siete de las cosas más extrañas que los “expertos” solían utilizar y creer sobre la histeria femenina.

1- La histeria era causada por úteros errantes

1- La histeria era causada por úteros errantes

Ah, esos escurridizos úteros – nunca se quedaban quietos, siempre causando problemas. De acuerdo con una historia completa de la histeria femenina compilada por investigadores de la Universidad de Cagliari en Italia, textos egipcios que datan de 1900 a.C. argumentaban que los trastornos histéricos eran causadas por los úteros femeninos que se movían por todo el cuerpo. Los antiguos griegos lo creían también. En el siglo V a.C., Hipócrates (es decir, el fundador de la medicina occidental, un logro que sin dudas permanecerá estático) acuñó el término “histeria” – de su propio idioma con la palabra ὑστέρα, que literalmente significa útero, épocas más cercanas, nosotros tomamos la palabra de los franceses con su término “hystérie” que es lo mismo. Hipócrates también atribuyó su causa a anormales movimientos del útero en el cuerpo de la mujer.

Lee también: 5 FORMAS EN QUE LOS CUENTOS DE HADAS TE AFECTARON SIN DARTE CUENTA

2- Y los expertos creían que la condición era increíblemente común

Histeria Femenina: 2- Y los expertos creían que la condición era increíblemente común

Thomas Sydenham fue un médico británico influyente que vivió desde mediados hasta finales del siglo XVII, y claramente pensaba que el útero de las mujeres con trastornos mentales estaba vagando por cualquier lugar. Sydenham, alguna vez declaró que atribuía la histeria femenina – a “movimientos irregulares de los espíritus animales”, fue la segunda enfermedad más común de su tiempo, justo detrás de las fiebres.

Lee también: LA RESILIENCIA EN LAS VÍCTIMAS DE ARIEL CASTRO

3- Los pensamientos eróticos eran un síntoma

Histeria Femenina: 3- Los pensamientos eróticos eran un síntoma

Desmayos, arrebatos, nerviosismo e irritabilidad no fueron los únicos rasgos distintivos de la histeria femenina; ciertos aspectos fundamentales de la sexualidad femenina, el deseo y la frustración sexual también estaban en la lista. Tanto la “lubricación vaginal excesiva” y la “fantasía erótica” también eran considerados síntomas de la enfermedad. ( Toda una locura).

Lee también: CÓMO HACER EL SEXO MAS DIVERTIDO: 9 CONSEJOS APROBADOS POR TERAPEUTAS

4- Que podría ser curada por masaje pélvico…

Histeria Femenina: 4- Que podría ser curada por masaje pélvico…

En varios momentos de la historia, el masaje de la pelvis de la mujer (es decir, sus genitales) fue algo apoyado por muchos expertos en salud como la cura para la histeria femenina. Tratamiento que llevaría al “paroxismo histérico”, u orgasmo. Aunque la práctica se remonta al renacimiento, e incluso antes, se convirtió en un gran negocio para los establecimientos médicos durante la época victoriana. A principios del siglo XIX, el paroxismo asistido por un médico estaba firmemente arraigado en Europa y en los EE.UU., y resultó ser un regalo del cielo (en términos monetarios) para muchos médicos.

Lee también: 2 MANERAS SIMPLES DE RESOLVER CONFLICTOS DE PAREJA

5- …o vibradores…

5- …o vibradores…

Cuando el vibrador surgió a finales del siglo XIX, explica la historiadora de tecnología Rachel Maines en su libro “La tecnología del orgasmo” explica que fue pensado como un “instrumento médico electromecánico” para proporcionar una terapia física más fiable y eficiente a las mujeres que se creía estaban sufriendo de histeria. Y fue un avance apoyado. Los médicos “buscaron todas las oportunidades para sustituir sus dedos con otros dispositivos”, de acuerdo a Maines.

Lee también: 9 RECORDATORIOS DE LO QUE CONSTRUYE UNA RELACIÓN SANA

6- …o una buena manguera

6- …o una buena manguera

De acuerdo con las investigaciones de Maines, en varios puntos, las duchas de alta presión con mangueras fueron también usadas para tratar la histeria (debemos recordar que también las clitoridectomías). Un médico francés, escribiendo a mediados del siglo XIX, explicó que en un principio este tipo de duchas de alta potencia era desagradable, pero entonces, “la reacción del organismo al frío, es lo que hace que la piel fluya, y restablezca equilibrio total, creando para muchas personas una sensación tan agradable que es muy necesario tomar precauciones”. Se suponía que las mujeres no debían disfrutar de esta hidroterapia por más de cuatro o cinco minutos… o mas. (Al igual que muchas otras cosas lamentablemente inexactas y sin sentido que rodean la histeria femenina, no están del todo claras).

Lee también: LOS CELOS PUEDEN HACERNOS PARECER MÁS A NUESTROS RIVALES

7- Y la comunidad médica establecida conservó estas creencias durante mucho tiempo

7- Y la comunidad médica establecida conservó estas creencias durante mucho tiempo

Hoy es fácil reírse de la pseudociencia absurda y anticuada que rodeó la histeria femenina, pero el hecho es que la Asociación Americana de Psiquiatría no quitó el término hasta principios de 1950. Y a pesar de que había adquirido un significado muy diferente de sus primeras raíces, la “neurosis histérica” no desapareció del DSM (libro frecuentemente referido como la biblia de la psiquiatría modernahasta el año 1980. Por desgracia, todavía se puede percibir el impacto de que está altamente arraigado en el diagnóstico médico de hoy. Las etiquetas de “Loca” e “Histérica” son bastante fuertes para las mujeres que tienen reales trastornos mentales o problemas de ansiedad, y que nada tienen que ver con el útero.

Lee también: CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS EN TU VIDA DIARIA

¿Qué te parece?, Si eres mujer… ¿alguna vez te han llamado «histérica»?… ¿Esto daño tu confianza en lo que estabas argumentando?, ¿Te hizo dudar de tu misma?… Cuéntame👇, tal vez tu comentario pueda ayudar a otras personas a no dejar minar su confianza por un concepto arcaico.

Referencias:

Imágenes Vía Giphy, Unsplash.

COMPARTE 😉