Cambiar a los demás, dominarles, y hacer que hagan lo que nosotros queremos, ha sido una frustración que la humanidad ha cargado por mucho tiempo, por eso se crearon personajes como el Golem, Frankenstein, o el mito de Pigmalión.

Imagina

Cambiar a los Demás: Imagina

Érase una vez tres hermanas: María, Elena, y Rosa. María y Rosa eran las mejores amigas todo el tiempo, pero sólo entre sí, no con Elena. Elena, fue considerada durante mucho tiempo la “rara”, siempre quedando fuera. Parecía estar más con los pies en la tierra y era muy artística, de todos modos las tres hermanas tenían su talento de diferentes maneras. Sin embargo, Rosa y María a menudo se aliaban en contra de Elena y la molestaban, y su madre nunca intervenía.

Eran parte de una gran familia que tenía sus problemas. La madre de las niñas había aceptado que sus propias hermanas, primos, etc., y la mayor parte de su familia, de hecho “no la tragaban”; simplemente no valía la pena molestarse por hacer algo. María y Rosa estaban de acuerdo, pero a Elena le agradaban los demás y, tal vez debido a la forma en que sus hermanas la trataban, intentó esforzarse para hacer amistad con la familia de su madre. Y lo consiguió. Sus familiares la querían mucho. Una vez, su primo le preguntó ¿cómo es que tú eres tan agradable y tus hermanas y tu madre son tan malas?

Lee también: 11 CONSEJOS PARA SENTIRTE MEJOR DESPUÉS DE UN ATAQUE DE PÁNICO

¿Qué es lo que está en tus manos?

Cambiar a los Demás: ¿Qué es lo que está en tus manos?

Muchos de nosotros tenemos familiares que nos hacen sentir muy mal, que no nos respetan, que ni siquiera nos hablan sin importar si son nuestros primos o hermanos, o lo que sean. Por supuesto, podrás reunirte con unos u otros por asuntos familiares, y tener que ser educado, pero ¿cómo soportarlo? Pasar una tarde con algunas personas puede hacerte desear estar escondido bajo la cama y no salir nunca, te sientes tan mal contigo mismo/a.

Nota que dije, “Te sientes tan mal contigo mismo/a”… TÚ… Solo/a. Te sientes mal debido a la forma desagradable en que te han tratado. Ellos, quienes molestan y hacen incisivas criticas, son los que deben sentirse terrible. ¿Por qué llevar su malicia a tu interior? No te pertenece, después de todo; pertenece a la persona que intenta dártelo. No lo tomes. No lo hagas tuyo.

Lee también: 10 MANERAS DE CONSTRUIR TU FORTALEZA EMOCIONAL

¿Cómo puedes defenderte? Esto es lo que hizo Elena:

Cambiar a los Demás: ¿Cómo puedes defenderte? Esto es lo que hizo Elena:

Ella y sus hermanas estaban esperando un avión juntas; todo el mundo estaba bastante cansado y aburrido, pero Rosa y María aprovecharon el tiempo de ocio para sacar su frustración sobre Elena mientras estaban sentadas juntas comiendo sándwiches. En el pasado, Elena habría comido en silencio y… tragando sin disfrutar nada debido al nudo en la garganta. Esta vez se decidió ir comer a otro sitio. Se puso de pie y se movió a otro asiento en el que pudiera comer su almuerzo en paz.

“Hay personas que se sienten tan mal consigo mismas, que sólo pueden sentirse bien si regalan esos malos sentimientos a otra persona. Así es como se deshacen de sus malos sentimientos y se sienten mejor -te hacen sentir mal consigo mismo/a, y entonces pueden sentirse mejor. En lugar de asumir la responsabilidad de sus sentimientos, que muchas veces podrían ser pasajeros.”

Lee también: RUMIA: EL HABITO TÓXICO DE PENSAR DEMASIADO

Quién no tiene nada bueno que expresar, tampoco tiene nada bueno dentro

Quién no tiene nada bueno que expresar, tampoco tiene nada bueno dentro

Aún se sentía mal por la forma en que sus hermanas la trataron, pero se dio cuenta de una verdad: Esa era la forma en que se enganchaba; no existía manera de cambiar a sus hermanas. Pero lo que sí podía cambiar era su reacción a ellas. Después de esto, el propósito de Elena fue tomar las críticas como expresiones de cómo se sentían consigo mismas. Tenía que recordar que lo que decían no tenía nada que ver con ella; sino con el propio interior de sus hermanas. Así que su nuevo lema fue: “No se trata de mí” Entonces simplemente, Elena tuvo que dejar de tomar los sentimientos venenosos que sus hermanas intentaban regalarle.

Hay personas que se sienten tan mal consigo mismas, que sólo pueden sentirse bien si regalan esos malos sentimientos a otra persona. Así es como se deshacen de sus malos sentimientos y se sienten mejor -te hacen sentir mal contigo mismo/a, y entonces pueden sentirse mejor. En lugar de asumir la responsabilidad de sus sentimientos, que muchas veces podrían ser pasajeros. Si se logra ver en perspectiva siempre se parece al “Yo estoy bien y tu no”, de niños escolares crueles.

Lee también: CÓMO CAMBIAR UN HÁBITO SIN FUERZA DE VOLUNTAD

No somos plantas, ni llevamos anclas: Podemos cambiar nuestro ambiente

No somos plantas, ni llevamos anclas: Podemos cambiar nuestro ambiente

Lo que me recuerda: Cuando estaba en la escuela, había dos cafeterías: una grande y una pequeña. Siempre parecí más joven que los demás, me sentía nervioso y fuera de lugar. Al principio comía en la cafetería grande, pero resultó que había algunos compañeros molestos que podían apreciar mi timidez y… me molestaban. Yo quería hacer amigos, así que aguanté por un tiempo, pero cuando por fin tuve suficiente me cambié a la cafetería pequeña y de hecho hice buenos amigos ahí.

No solo había cambiado de asiento, sino que había cambiado a un lugar completamente diferente.

Haz lo que necesites hacer.

Lee también: REPARARTE EMOCIONALMENTE CON UN PSICÓLOGO ONLINE

¿Qué te parece?, ¿Has tenido alguna experiencia similar?, ¿Crees que has reaccionado de forma madura?, ¿Has elegido cambiar de lugar? Déjame saber todo en la sección de comentarios 👇. No te preocupes, son anónimos, no se publica tu email, y no están ligados a redes sociales 😉.

Imágenes Vía: Giphy

COMPARTE 😉