La Existencia Desnuda ¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano?

La Existencia Desnuda

Hagamos un experimento… imagina que estas en una habitación casi llena de personas, son de tu mismo sexo, y de tu mismo rango de edad. Todos de pie. Unos guardias les piden que se desnuden completamente, así que tú lo haces. Sabes que les llevarán a otras habitaciones, y no estás seguro de para qué. Ya que te dicen que puedes cargar con tus zapatos y el cinturón, si tienes uno.

Algunas personas se resisten a quitarse todo, así que los guardias los despojan a la fuerza. Todo lo que ves te indica que queda poco tiempo, así que tu nerviosismo, como el de todos crece, mientras sujetas tus zapatos.

Entonces escuchas sonidos de azotes, giras tu cabeza y son los guardias golpeando algunos cuerpos desnudos con los cinturones.

Te dirigen a la siguiente habitación para ser afeitado, ni un solo pelo ha sido dejado en tu cuerpo. Mientras esperas una ducha, tu existencia desnuda es lo único que posees.

La Existencia Desnuda

“Mientras esperábamos a ducharnos, nuestra desnudez se hizo patente: nada teníamos ya salvo nuestros cuerpos mondos y lirondos (incluso sin pelo); literalmente hablando, lo único que poseíamos era nuestra existencia desnuda”.

La parte cursiva es un importante fragmento del libro “El Hombre en Busca de Sentido” de Viktor Frankl, una historia desgarradora, sin embargo, tiene mucho que enseñarnos. El psiquiatra austriaco lo usa para describirse a sí mismo y a sus compañeros, sobre la vida en Auschwitz, uno de los campos de concentración de la Alemania Nazi.

Escena de La lista de Schindler, de 1993, dirigida por Steven Spielberg. Ganadora del Oscar a la Mejor Película. Cabe destacar que Spielberg, no cobró por su trabajo de dirección.

Estos campos que se podrían describir como uno de los peores infiernos vividos en la tierra, intentaron borrar todo sentido de identidad, esperanza y significado de la vida de sus prisioneros. Sin embargo, algunos lograron aferrarse al su propio sentido de la vida, y mantener algo de identidad.

Dime, ¿Qué te quedaría si verdaderamente fueses tú quien entra a esa ducha? ¿Quién serías realmente?, sin tu smartphone, sin tu coche, ropa, casa, título profesional, o la libertad de moverte a los lugares que recorres habitualmente… ¿Mmm?

Lee también: TENER UN PROPÓSITO DE VIDA TE AYUDA A VIVIR MÁS TIEMPO

Cuando te quitan todo lo que te pueden quitar… ¿Qué queda?

La Existencia Desnuda ¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano? - Cuando te quitan todo lo que te pueden quitar... ¿Qué queda?

Ya no tienes NADA que perder. ¿Habría una razón… un punto para continuar? ¿Tu vida tendría significado?, ¿O sería necesario tener cerca familia, amigos y amor propio, para llamarle vida?

Entiendo… sé que imaginarlo es duro y triste. Algunos de quienes realmente soportaron esos tortuosos días y noches en Auschwitz, no permitieron ser derrotados por la tristeza.

Algunas personas pueden ver la experiencia vivida, como una idea bíblica del infierno por venir. Para otros al ritmo que respiran, pueden verlo como una sinfonía de pesadillas, es el único infierno que conocen, o que pueden imaginar que conocerán.

Las tragedias humanas como El Holocausto, han seguido ocurriendo hasta el presente: Hiroshima, Ruanda, Haití, New Orleans, Siria, Venezuela, México, atentados terroristas aquí y allá. El grado de tragedia puede variar, dependiendo del juicio de cada persona.

¿Qué esperanza, sentido de significado podría iluminarte en la oscuridad de la noche? Cuando solo eres tú y el aire en tus pulmones.

Puedes estar pensando… Armando, ¿por qué nos cuentas esto si se supone que debes animarnos? Pues, continúa leyendo, que viene lo interesante.

Lee también: 20 LECCIONES QUE UN HOMBRE SABIO DEBERÍA COMPARTIR

¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano?

¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano?

Nota que he escrito “Ser Humano”, ya que siempre se usa “El Hombre”, me parece más correcto expresar: ser humano, ya que incluye tanto a hombres como a mujeres, sin importar nada más. Dicho esto, el libro de Frankl, es famoso por la siguiente cita:

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas —la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias— para decidir su propio camino.”

Viktor Frankl

En la imagen principal de este artículo, (la primera), nótese el rostro del tercer hombre al frente de izquierda a derecha. ¿Qué actitud expresa esa cara?

Mi respuesta: Dignidad, supongo que ese hombre sabía que no era lo que tenía, su dinero, sus posesiones, su familia o incluso su propio cuerpo, y su valor como ser humano estaba en su consciencia. Se trata de la liberación, el pie de foto diría: Prisioneros liberados del campo de concentración de Mauthausen, Austria. Mayo de 1945.

Este libro (El Hombre en Busca de Sentido de Frankl) fue parte de un trabajo de clase, cuando estudiaba psicología, es uno de los libros más profundos que he leído, así que no estoy seguro de que lo que escriba le haga justicia. Nacido en 1905, Frankl fue un psiquiatra judío que vivía en Austria durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque recibió una visa de inmigración para viajar a los Estados Unidos, sabía que los campos de concentración serían el destino final para sus padres, y decidió no dejarlos atrás para enfrentar esto solos. Frankl pasó tres años en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque él sobrevivió, sus padres, su esposa embarazada, y su hermano todos murieron. Después de su liberación, escribió El Hombre en Busca de Sentido en nueve días.

Viktor Frankl, cerca de 1968, en New York, USA.
Viktor Frankl, cerca de 1968, en New York, USA.

En un prefacio a una edición posterior del libro, Frankl dijo que su deseo de escribir el libro era para ayudar a las personas propensas a la desesperación. El libro pretende explorar cómo los presos de los campos de concentración fueron capaces de hacer frente al sufrimiento a diario. Parece que, aprovechar sus conocimientos académicos para analizar su entorno fue uno de los mecanismos de afrontamiento que Frankl utilizó.

Las Fases Psicológicas de los Prisioneros

Las Fases Psicológicas de los Prisioneros

La primera mitad del libro desglosa las tres fases psicológicas o reacciones que los prisioneros tienden a experimentar: 1) Shock2) Apatía (por ejemplo, sentirse impasible ante la violencia dentro de los campos de concentración); Y 3) la Reacción Psicológica a la Libertad después de ser liberados de los campos de concentración. La segunda mitad del libro se centra en una las bases de la logoterapia, un enfoque de psicoterapia que desarrolló Frankl. Se basa en que la creación de sentido o significado es una tarea psicológica primaria que enfrentan las personas.

A lo largo de la primera mitad del libro, Frankl describe las crudas realidades de la vida cotidiana en los campos de concentración. Los presos que eran considerados aptos para el trabajo duro eran más propensos a escapar de la cámara de gas. La siguiente escena inquietante es uno de los aspectos del libro que más me conmueve:

“El momento más terrible de las 24 horas de la vida en un campo de concentración era el despertar, cuando, todavía de noche, los tres agudos pitidos de un silbato nos arrancaban sin piedad de nuestro dormir exhausto y de las añoranzas de nuestros sueños. Empezábamos entonces a luchar con nuestros zapatos mojados en los que a duras penas podíamos meter los pies, llagados e hinchados por el edema.

Y entonces venían los lamentos y quejidos de costumbre por los pequeños fastidios, tales como enganchar los alambres que reemplazaban a los cordones. Una mañana vi a un prisionero, al que tenía por valiente y digno, llorar como un crío porque tenía que ir por los caminos nevados con los pies desnudos, al haberse encogido sus zapatos demasiado como para “poderlos llevar. En aquellos fatales minutos yo gozaba de un mínimo alivio; me sacaba del bolsillo un trozo de pan que había guardado la noche anterior y lo masticaba absorto en un puro deleite.”

Otro aspecto memorable del libro es la discusión de Frankl sobre la espiritualidad. Mientras estaba en los campos de concentración, observó que las personas que poseían un sentido de espiritualidad eran más capaces de sobrevivir, que aquellas que estaban en mejores condiciones físicas.

Él trata de ayudar a las personas a encontrar sentido en la vida a pesar del inevitable sufrimiento que pueden experimentar. Afirma que, a pesar del sufrimiento, las personas no pierden su libertad interior:

“En un análisis último se hace patente que el tipo de persona en que se convertía un prisionero era el resultado de una decisión íntima y no únicamente producto de la influencia del campo.

Fundamentalmente, pues, cualquier hombre podía, incluso bajo tales circunstancias, decidir lo que sería de él —mental y espiritualmente—, pues aún en un campo de concentración puede conservar su dignidad humana. Dostoievski dijo en una ocasión: «Sólo temo una cosa: no ser digno de mis sufrimientos» y estas palabras retornaban una y otra vez a mi mente cuando conocí a aquellos mártires cuya conducta en el campo, cuyo sufrimiento y muerte, testimoniaban el hecho de que la libertad íntima nunca se pierde. Puede decirse que fueron dignos de sus sufrimientos y la forma en que los soportaron fue un logro interior genuino. Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito…

Si hay un sentido de la vida, entonces debe haber un sentido en el sufrimiento. El sufrimiento es una parte inherente de la vida, incluso como destino y muerte. Sin sufrimiento ni muerte, la vida humana no puede estar completa…

Aquí reside la posibilidad de que un hombre utilice o renuncie a las oportunidades de alcanzar los valores morales que una situación difícil puede darle.”

Tal cual, como las pesadillas el tormento de Frankl y algunos de sus compañeros, termino con su liberación y el fin de la guerra.

El señor Schindler se despide de los judíos

En general, El Hombre en Busca de Sentido ofrece a sus lectores muchas valiosas reflexiones para utilizar cuando nos enfrentamos a las dificultades de la vida. Frankl murió en 1997, y estoy deseando leer su autobiografía, Recollections, que fue publicada dos años antes de su muerte.

Así que aquí lo tienes, cuando crees que no tienes nada, en realidad sí que hay algo.

¿Pasas por un momento difícil de tu vida?, recuerda que hago sesiones online, y estoy para ayudarte 😉

Si te agradó, te inspiró o te provocó un suspiro, no te olvides de comentar 👇 y compartir.

Referencias:

Imágenes:

– Imagen Principal: Wikipedia

– Desnudo en Blanco y Negro: Unsplash

– Gifs by Giphy

COMPARTE 😉