¿La Terapia Online es para ti?

La Terapia Online Es Para Ti

La terapia online (también conocida como psicoterapia en línea, terapia por Internet, terapia a distancia, ciberterapia o e-therapy) es un concepto que se utiliza para describir la variedad de formas en que un psicólogo profesional o psicoterapeuta pueden comunicarse contigo a través de Internet. Dependiendo del profesional, puede consistir en apoyo emocional, consejos de salud mental o los mismos servicios profesionales que las personas recibirían en la terapia presencial. Podría ser tan breve como una pregunta respondida por email, o una conversación completa por videoconferencia (Desde mi punto de vista, ésta última es la mejor opción). Puede tomar la forma de correo electrónico, chat, videoconferencia o incluso de telefonía por Internet (voz sobre IP).

Se dice que la terapia online no es exactamente lo mismo que la psicoterapia tradicional cara a cara. Para algunas personas no funcionará tan bien. Sin embargo, hay pruebas de que es muy eficaz para algunos. Un investigador australiano llamado Gavin Andrews, ha publicado un estudio en el Journal of Psychiatry de Australia y Nueva Zelanda, que indica que las terapias basadas en Internet son tan exitosas como los enfoques tradicionales en el tratamiento de la depresión.

Un Recurso Útil para Lidiar con el Estigma

También es significativo el hecho de que hay más personas que necesitan terapia, sobre la cifra de aquellos que ya la están recibiendo. Para muchos el estigma asociado con la búsqueda de tratamiento de salud mental todavía se interpone en el camino, o los problemas de confianza hacen que sea difícil sentarse con alguien en persona al tiempo que se revela información personal. La terapia online también puede sentirse más segura o como un buen primer paso para aquellos que se sienten abrumados ante la perspectiva de la búsqueda de ayuda y los riesgos involucrados con la confianza. Por ejemplo, muchos sobrevivientes de abuso sexual informan que se sienten con mucho miedo de ver a un terapeuta en persona, por lo menos en las etapas iniciales de su sanación. Puede ser mucho menos aterrador para ellos recibir la terapia online con la seguridad y la familiaridad de su propia casa.

Al considerar la posibilidad de la terapia en línea, es importante tener en cuenta los beneficios y las áreas de interés potenciales. Las siguientes listas seguramente no incluyen todo, sin embargo, espero que puedan darte un punto de partida.

Lee también: CÓMO CAMBIAR UN HÁBITO SIN FUERZA DE VOLUNTAD

¿Cuando puede ser una buena opción la terapia online?

¿Cuando puede ser una buena opción la terapia online?
  1. Cuando estás luchando con un trastorno de ansiedad, agorafobia u otros problemas que te hacen que sea difícil asistir a la terapia tradicional.
  2. Vives en un área rural, remota, o la oferta local de terapeutas no te parece adecuada.
  3. Cuando te es difícil encontrar terapeutas con experiencia en el área que tu buscas (Por ejemplo: terapia de autoafirmación LGBT, o aquellos con experiencia en traumas complejos).
  4. También puede resultar conveniente, cuando estas ocupado, vives en una metrópoli con mal tráfico, viajas fuera de la ciudad por trabajo, tienes un horario que entra en conflicto con las típicas horas de oficina disponibles: la terapia por correo electrónico te permitiría asimilar el mensaje a tu propio ritmo, responder y enviarlo en cualquier momento, o la videoconferencia puede evitarte traslados.
  5. Cuando te sientes preocupado por problemas del estigma social de quién recibe terapia, la privacidad, la revelación, o ser visto/a.
  6. Tienes problemas físicos de movilidad o discapacidad, que hacen que simplemente asistir a la terapia tradicional parezca una tarea ardua.
  7. Cuando te parece más fácil de escribir en lugar de hablar de ciertos temas. Esto es a menudo el caso de los supervivientes del trauma.
  8. Cuando nunca has probado la terapia y sientes que sería una forma más fácil de empezar.
  9. Deseas un registro escrito (en los casos de terapia por correo electrónico o chat) para revisar, según sea necesario. Esto puede ser especialmente útil si los problemas de memoria están presentes, por ejemplo, con la amnesia disociativa.

Lee también: ¿POR QUÉ NO PUEDO SER MÁS FELIZ?

¿Qué debes considerar antes de iniciar la terapia online?

¿Qué debes considerar antes de iniciar la terapia online?
  1. La terapia en línea no es el mejor recurso para personas en medio de una crisis. Lo mejor en estos casos es llamar a los servicios de emergencia adecuada en cada país, asistir a una clínica ambulatoria o el servicio de emergencias normal, pueden ser las mejores opciones. Si tú o alguien más coquetea con pensamientos suicidas, pide ayuda de inmediato (Te invito a usar mi lista de enlaces y teléfonos para la prevención del suicidio)
  2. La terapia online es todavía un campo relativamente nuevo. Asegúrate de buscar un profesional que tenga experiencia en general.
  3. Procura que la forma de terapia online coincida con con tus puntos fuertes: Si vas a trabajar con un terapeuta por e-mail o chat, debes estar familiarizado con la escritura expresiva, de manera informal, y con cierto detalle. Si no te gusta escribir, o si tiendes a malinterpretar la comunicación escrita -la videoconferencia será tu mejor opción.
  4. Como en cualquier forma de terapia, debes estar dispuesto a compartir tus pensamientos, sentimientos y tu vida para que la terapia realmente funcione. Esto puede ser aún más necesario en el caso de que tu terapeuta no tenga el apoyo de la expresión no verbal, o el lenguaje del cuerpo.

Cuestión de Comodidad

Cuestión de Comodidad

También considera:

  • ¿Qué tan cómodo/familiarizado estás con la tecnología? Las personas que comienzan a usar el correo electrónico, chat o videoconferencia pueden tener un ajuste más difícil.
  • Debes tener una manera de ponerte en contacto con el terapeuta en caso de que falle la tecnología. Por ejemplo, si el ordenador se bloquea en el medio de una sesión, ¿tienes el número de teléfono del terapeuta?
  • Piensa en los problemas de privacidad/confidencialidad adicionales específicos para estos formatos: ‘hay otras personas que tengan acceso a tu computadora o cuentas de email (utilizar un equipo del trabajo nunca es una buena idea), puede haber problemas como por ejemplo, el envío accidental de correo electrónico a la dirección errónea, de cifrado y/o almacenamiento.
  • Asegúrate de que el terapeuta online se identifique claramente con sus credenciales, licencias, áreas de especialización. Idealmente, debes ser capaz de verificarlos, por ejemplo a través de algún organismo o institución.

Lee también: ¿ES LA PSICOTERAPIA POR SKYPE ADECUADA PARA TI?

Ten la confianza para ponerte en contacto para hace una sesión online. ¿Tienes algo que decir al respecto? Déjalo en la sección de comentarios.

COMPARTE 😉