“¡Estoy tan confundido!” Muchos de los clientes que llegan a mí, es porque están confundidos acerca de algún aspecto de su vida. Preguntan cosas como: “¿Qué debo hacer?” “¿Sigo o me detengo?”, “¿Esta persona es la adecuada para mí?”. Estas son algunas de las preguntas comunes en la confusión. Se puede definir la confusión como “una situación en la que las personas no están seguras de qué hacer, o no son capaces de entender algo con claridad”. La confusión puede pasarle a cualquiera, sobre cualquier cosa; y traerle retos, así como enriquecimiento personal.

¡Hay tantas cosas para quedar confundido!

Nadie es inmune a un ataque de confusión. Incluso Albert Einstein dijo alguna vez: “Yo solía desaparecer por semanas en un estado de confusión”. Pero no a todos nos gusta estar en este estado, y preferimos tener confianza y certeza sobre nuestras vidas. Nos gusta saber lo que somos, lo que queremos y hacia dónde vamos, en todo momento. Así que… ¿qué tipo de cosas crean confusión y nos quitan el sueño?:

  • Confusión sobre la Carrera/Ocupación: Esto incluye la confusión sobre cosas como el tipo de carrera a seguir, cambiar de carrera, buscar un ascenso o aumento, dimitir, retirarse, comenzar un negocio, confrontar a tu jefe, y muchas otras cuestiones que se plantean en el lugar de trabajo.
  • Relaciones: ¡Las relaciones con los demás puede ser muy confusas! Nos preguntamos si debemos poner fin a una relación, comenzar una relación, confrontar a alguien, o expresar nuestros sentimientos.
  • Transiciones de Vida: Estas incluyen transiciones como el matrimonio, el divorcio, tener hijos, la etapa del nido vacío, la jubilación o el cuidado de padres ancianos.
  • “Angustia Existencial”: Muchas personas están confundidas acerca del “significado o sentido de la vida”. ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Qué puede dar sentido a la vida?
  • La confusión acerca de uno mismo / De identidad: Se trata de la confusión acerca de quién eres, qué te gusta, lo que es importante para ti, lo que crees, y quién quieres ser.
  • Demasiadas Elecciones / Opciones: Es muy bueno tener opciones, pero demasiadas opciones nos pueden dejar confundidos y estresados.

Y más…

Probablemente tu puedes agregar muchos más elementos a la lista de las situaciones de la vida que crean confusión. El estar confundido es parte de la experiencia de un ser humano. Pero en lugar de ver tu confusión como algo de lo que debes escapar, puedes encontrar los mensajes y lecciones de tu incertidumbre y duda.

Lee también: CURACIÓN EMOCIONAL: 3 PASOS PARA SALIR DE LAS SOMBRAS

Consecuencias de la Confusión

Consecuencias de la Confusión

Puedes pensar que estás deprimido o ansioso, cuando en realidad estás luchando con la confusión, la incertidumbre o la duda. A veces, la confusión se debe a cosas de menor importancia, y dura sólo unas pocas horas o días. Pero otras veces, la confusión puede ser acerca de cosas más importantes, y esto puede persistir durante semanas, meses o incluso años. Este es el tipo de confusión más preocupante, e incluso debilitante. Algunos de los signos y las consecuencias de la confusión incluyen:

  • Dificultad para concentrarse y distracción: Es difícil estar completamente presente con otras personas y actividades cuando te sientes confundido acerca de algo.
  • Rumia y obsesión: Con la situación o la persona que estás confundido.
  • Dificultad para dormir y / o malos sueños: Cuando dormimos, nuestro cerebro está procesando el día, y todo lo que estamos tratando de averiguar, incluyendo las cosas sobre las que estamos confundidos.
  • Pensamientos o comportamientos contradictorios: Te puedes sentir de una manera hoy y de otra mañana.
  • Sentirse agotado: Porque tu cerebro ha estado trabajando horas extras para tratar de resolver el conflicto.
  • Estar irritable, ansioso o estresado
  • Sensación de «estar estancado» sobre la toma de decisiones, o tomar decisiones apresuradas.

La confusión no es una sensación agradable, pero rara vez es señal de un problema grave. La vida es compleja, y cada día somos bombardeados por una variedad de opciones, opiniones, elecciones y decisiones que tomar. ¡Esto puede ser abrumador!

La confusión también puede ser algo positivo

La confusión también puede ser algo positivo

Tus sentimientos te comunican información a ti y a las personas que te rodean, y tu confusión está tratando de decirte algo. Al igual que otros sentimientos, la confusión tiene un mensaje e incluso puede ser algo positivo – con algo valioso que puedes desentrañar. Tu falta de claridad puede ser una señal de que está a punto de un avance o una idea que cambiará y mejorar su vida. Citando a Francis Bacon: 

“Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; más si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas”

Así que en vez de intentar negar o alejarte de la confusión, mejor acéptala ya que puede ser enriquecedora. Tú confusión puede estarte diciendo que:

  • Estás fuera de rumbo en tu carrera o relación.
  • Tu situación / relación actual no es saludable para ti.
  • Es necesario más tiempo para tomar una decisión.
  • Necesitas más información acerca de ti o de la situación.
  • Has perdido consciencia de tu auténtico YO y de tu sabiduría innata de lo que piensas, sientes, sabes, y deseas.
  • Tienes miedo.

Lee también: DOLOR Y TRAUMA: CÓMO TRANSFORMARLOS?

Puedes comenzar a entender eso con lo que estás confundido, pero la claridad sobre lo que debes hacer puede seguir eludiéndote. Sabes que estás en una encrucijada en tu carrera, pero ¿qué debes hacer? Tu relación no va bien, pero ¿sigues o cortas? La confusión puede permanecer durante mucho más tiempo de lo que quisieras, y puede incluso comenzar a interferir con tu vida diaria. Cuando eso sucede, es el momento de tomar alguna acción:

Borrando la Confusión

Borrando la Confusión

La confusión viene a menudo con la ansiedad, la inseguridad, la tensión del cuerpo, giros de pensamiento y pensamientos obsesivos, así como fatiga. Si persiste demasiado tiempo, puede comenzar a interferir con tu funcionamiento diario y bienestar. Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarte a pasar de la confusión a la claridad:

1. Confía en Ti Mismo: 

1. Confía en Ti Mismo:

Realmente tienes una gran cantidad de sabiduría dentro de ti. Hay una parte de ti que sabe lo que es verdad y lo que es mejor para tu vida.

2. Pon las Cosas en Orden: 

2. Pon las Cosas en Orden:

Trata de organizar tu armario, tus libros, o tu garaje. Poner las cosas en orden, puede ayudarte a sentirte más calmado y más en control. Esto también puede ayudar a resolver una mente caótica.

3. Intenta Practicar Mindfulness: 

3. Intenta Practicar Mindfulness:

El Mindfulness o “La atención plena” es simplemente el acto de prestar atención. La confusión puede hacer que te sientas disperso y fragmentado, y siendo consciente puedes ayudarte a sentirte más tranquilo y centrado. Puedes intentar la meditación, o simplemente tomarte el tiempo para tener una mejor visión mental de las cosas y de personas que te rodean (Mindsight).

4. Obtén apoyo… pero no demasiado: 

4. Obtén apoyo… pero no demasiado:

Hablar con personas de confianza acerca de tu confusión, puede ayudarte a conseguir un poco de claridad. Pero hay que tener cuidado de no obtener demasiadas ideas y sugerencias de los demás. Ya que esto puede hacer que quedes más confundido!

5. Escribe un diario: 

5. Escribe un diario:

La escritura realmente puede ayudar a explorar y aclarar tus pensamientos y sentimientos. Trata de “entrevistarte a ti mismo” en tu diario. Haz y responde preguntas para tener claridad acerca de los sentimientos, necesidades y pensamientos. (Lee también: 5 Consejos para utilizar un diario como terapia)

6. Muévete: 

6. Muévete:

Salir a hacer algo de ejercicio, sobre todo al aire libre, puede ayudarte a salir de tu propia cabeza y despejar la niebla de la confusión.

7. Toma un descanso: 

7. Toma un descanso:

Hacer algo divertido o atractivo le permitirá a tu mente tomar un descanso de esa rumia de pensamientos. Debe ser algo que tenga tu atención y concentración.

8. Habla con un profesional:

8. Habla con un profesional:

Si la confusión te distrae de tu trabajo y seres queridos, perturba tu sueño, o es persistente en tiempo, puede ser hora de buscar ayuda. De vez en cuando, la confusión o preocupación prolongada pueden ser síntomas de un trastorno más grave, como el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG). Hablar con un profesional de salud mental te puede ayudar salir de dudas, y recuperar la energía del día a día, para que puedas seguir adelante.

No importa cuál sea la causa de tu confusión, si deseas resolverlo – A medida que trates algunas de estas sugerencias, podrás ver que tu confusión se despeja y las respuestas comienzan a emerger. Confía en ti mismo. Como dijo Cicerón:

“Nadie puede darte consejos más sabios, que tú mismo”.

Tú tienes lo que se necesitas para ordenar esa confusión y recuperar la paz y la claridad para seguir adelante en tu vida.

COMPARTE 😉