¿No te parece que todo el mundo está hablando de la meditación actualmente? ¿Te sientes como fuera de contexto por no haber probado aún?

Tal vez te has tragado sin digerir algunos de los mitos más comunes y malentendidos acerca de la meditación, que lo hacen parecer fuera de tu alcance o que no es algo para ti.

Echa un vistazo a los siguientes MITOS y ve si te relacionas con alguno de ellos:

1. Meditar significa – hacer que tu mente “se quede en blanco”-

1. Meditar significa - hacer que tu mente “se quede en blanco”-

La mente y el cerebro están siempre activos, incluso durante el sueño, así que esto no es ni siquiera posible. No te preocupes si no puedes hacerlo. Yo tampoco puedo. La meditación promueve la atención plena (Mindfulness).

2. La meditación es una práctica religiosa

2. La meditación es una práctica religiosa

La meditación es a la mente lo que el deporte es para el cuerpo. La meditación no trata acerca de ser budista, hindú, o parte de ninguna religión en particular. Personas de todas las religiones y creencias (y también personas no religiosas) pueden meditar, y lo hacen.

3. La meditación te dejará tan relajado que no vas a conseguir terminar tus objetivos

3. La meditación te dejará tan relajado que no vas a conseguir terminar tus objetivos

La verdad es que un gran número de personas altamente exitosas y productivas, incluyendo muchos ejecutivos de negocios muy importantes, meditan, como parte de sus rutinas, en algunos casos a diario con el fin de hacer más cosas. No es una contradicción.

Lee también: LA CIENCIA Y SALUD DEL MINDFULNESS

4. La meditación toma mucho tiempo

4. La meditación toma mucho tiempo

En realidad, la meditación puede hacerse en tan sólo un minuto o tres. Solo imagina que consume el tiempo que se necesita para hacer una taza de café (o menos). Y es mucho más saludable para ti.

La meditación ha resultado ser una de mis herramientas más recomendadas para ayudar a las personas, yo lo uso en la terapia para manejar el estrés, conseguir una buena noche de sueño, hacer frente a los altibajos de tus estados de ánimo, y obtener más energía y motivación.

¿Cómo meditar?

¿Cómo meditar?

¿Quieres darte una oportunidad? Inicia con algo simple:

Siéntate en un lugar tranquilo, con las piernas cruzadas en el suelo, o incluso en una silla en la que no serás molestado por unos minutos. Mantén la columna y el cuello lo más rectos y cómodos posible. Cierra suavemente los ojos y comienza a respirar profundamente.

Si hay pensamientos que vienen, no te preocupes. No te juzgues por esto. Reconoce los pensamientos y concédeles un espacio… No los persigas, y no vayas a dónde conducen… Vuelve a centrar la atención en tu respiración.

Continúa por unos momentos, unos pocos minutos, o más, si quieres, depende de ti.

Ya Está.

Lee también: ¿CÓMO TU CONFUSIÓN PUEDE SER ALGO POSITIVO?

¿Lo hiciste?

Haz tenido tu primera sesión de meditación.

¿Cómo te fue?

¿En cuántos de los mitos de arriba creías, antes de probar? ¿Qué otra cosa te detenía de intentarlo? Para aquellos que han estado trabajando en la meditación durante un tiempo – ¿Para qué sirve la meditación en tu vida?

Hazme saber todo en la sección de comentarios.

COMPARTE 😉