Combatir la depresión siempre es posible, pero es mejor tener un mapa para saber por donde ir, Aquí 5 Fáciles Estrategias para Dominar esa Tristeza que va más allá.

Cualquiera que haya experimentado depresión clínica real sabe que puede ser difícil sobreponerse y volver a reflejar felicidad en el rostro. A pesar de que la depresión es un problema real que requiere tratamiento, a menudo una combinación de psicoterapia, ambiente y estilo de vida pueden impactar positivamente en un caso de depresión.

Como puedes suponer, las personas con depresión a menudo están tan abrumadas y se sienten tan desesperadas que no se animan a hacer algo, o que creen que nada va a funcionar. Un cambio psicológico real, sin embargo, rara vez se produce sin al menos un par de cambios de comportamiento. Todas las personas en algún punto de nuestras vidas experimentamos la tristeza, así que aunque no hayas sido diagnosticado clínicamente estas propuestas pueden ayudarte en una de esas etapas en las que te sientes decaído/a.

Combatir la Depresión con Ejercicio

Combatir la Depresión con Ejercicio

Si estas tratando de combatir un episodio depresivo, el ejercicio puede combatir la depresión de varias maneras. En primer lugar, al poner tu cuerpo en movimiento liberas endorfinas. Estas sustancias químicas que produce el cuerpo de manera natural están relacionadas con una sensación de bienestar, lo que pueden dar alivio la depresión, al menos físicamente. Además da algo que hacer, lo que puede ayudar a combatir el aburrimiento y la rumia de pensamientos que tan a menudo van junto con la depresión. Quizás lo más interesante, sin embargo, es que el ejercicio puede ser tan eficaz como los antidepresivos en algunas personas. Para maximizar sus beneficios, el objetivo de un mínimo de 30 minutos de ejercicio por lo menos cinco días a la semana, el ejercicio por más tiempo y más frecuente suele ser aún más eficaz.

Nutrición y Suplementos

Nutrición y Suplementos

Solo por comenzar a leer esto y llegar aquí significa que estas luchando para encontrar esperanza, comer una comida equilibrada podría ser la respuesta. Una buena nutrición puede dar a tu cuerpo la fuerza que necesita para combatir la depresión, y puede prevenir que la depresión sea agravada por problemas físicos. Hay una variedad de dietas y suplementos contra la depresión que se recomiendan y no necesitan ser recetadas por un psiquiatra. Hay algunos estudios que afirman que la hierba de San Juan resulta beneficiosa, mientras que otros apuestan por el valor de las proteínas magras y el aceite de pescado. La verdadera clave es encontrar una rutina que funcione para ti. Concéntrate en comer saludable y balanceado, y también puedes experimentar con suplementos bajo la dirección de su psiquiatra o médico de familia.

Distracción

Distraerte con amigos, familia y aficiones, incluso si tienes que forzarte de primero puede ayudarte a acabar más rápido con la depresión. Las personas con un fuerte apoyo social tienden a tener un menor número de episodios de depresión mayor, y el amor de los amigos y la familia pueden ayudar a darte esperanza. Por otra parte, el pensamiento de las personas con depresión les hace creer que no son buenos en nada, o que no disfrutan de nada. Pero si te obligas a salir a caminar, tomar un libro, instrumento o pincel, puedes encontrarte con que tus antiguos pasatiempos que ayudaran  a llegar a una vida libre de depresión.

Replantear los pensamientos para Combatir la Depresión

Replantear los pensamientos para Combatir la Depresión

Los pensamientos negativos con frecuencia son el centro de la depresión, la terapia cognitivo-conductual y otros tratamientos que se centran en los pensamientos autodestructivos pueden ser muy eficaces en la lucha contra la depresión. Varios estudios también han demostrado que las personas que rumian los pensamientos negativos son más propensas a terminar deprimidas. Puedes comenzar el proceso de reformulación de tus pensamientos, incluso antes de ir a la terapia. Prueba con la meditación para calmar tu negativa forma de pensar y se consciente de tus pensamientos. Cuando te encuentres en una espiral descendente, intenta reemplazar los pensamientos negativos por positivos o reorientar tu atención a algo bueno en tu vida, ¿crees que no lo tienes? – Constrúyelo.

Lucha por Volver

Algunas personas que tratan de combatir la depresión abandonan completamente su trabajo, aficiones, incluso familias. Y otras personas continúan tomando más responsabilidades, lo que puede hacer que el peso de la depresión sea insoportable. Si acabas de comenzar el tratamiento, toma un descanso y concéntrate sólo en las tareas que debes completar. La depresión puede hacer que incluso las tareas más simples parezcan enormes, y si tienes menos responsabilidades, tendrás más tiempo para mejorar.

Por último…

Algo que no ayuda en estos casos es el auto-etiquetado, algunas personas hasta pueden decir: “no es mi culpa, yo soy así, soy depresivo”, es una de las razones por las cuales algunos psicólogos no encuentran utilidad en dar el diagnostico al paciente, esto puede ayudar a perpetuar el problema en vez de mejorar la situación. Replantéalo, considera que en la vida hay contrastes, como blanco y negro, soleado o lluvioso, triste o feliz. Son etiquetas que usamos automáticamente, pero recuerda que esa experiencia puede hacerte apreciar mejor los buenos aspectos de tu vida, que vendrán o que ya sucedieron.

COMPARTE 😉