La Resiliencia y lo que te debes decir en el Fracaso

La Importancia de la Resiliencia en el Fracaso

En el fracaso, la resiliencia juega un papel importante. Hemos escuchado muchas historias de “intentar e intentar de nuevo” y fracasos de personas famosas que con el tiempo se convirtieron en éxitos (como Oprah o Michael Jordan) que están destinadas a incitarnos a presionarnos más allá de nuestro desaliento inicial después de algo que hacemos y no conseguimos una respuesta inicial “ideal”.

Pero hay algo mucho más importante que deberíamos saber sobre el fracaso que el hecho de que algunas personas muy famosas lo han experimentado. No es algo que se “enseñe”, que pueda hacernos más fácil dar la cara ante futuros fallos, y con la vida misma. Si te sientes un fracaso, hay una sola cosa que puedes decirte a ti mismo: El fracaso es un ingrediente esencial en el desarrollo de la resiliencia (capacidad de recuperación).

¿Qué es la Resiliencia?

¿Qué es la Resiliencia?

La resiliencia, es un proceso de adaptarse bien ante la adversidad, la tragedia, el trauma, amenazas, o incluso una fuente importante de estrés. En otras palabras, es la capacidad de adaptación y el moverse hacia delante de cara a obstáculos serios, como fracasos. Y cada día estamos incrementando los descubrimientos de que es una característica importante de forma masiva ante la configuración psicológica humana que puede con el tiempo dar lugar a la seguridad y la felicidad.

Como Psychology Today señala, los seres humanos tenemos una tendencia natural de querer ganar; lo cual, estimula la liberación de sustancias químicas cerebrales positivas, desde la serotonina a la dopamina, y por supuesto el cerebro se pone “poderosamente molesto” si no lo consigue de prisa. Sin embargo, la resiliencia tiene sus propios beneficios fantásticos.

En un sentido, la resiliencia era lo que estaba abogando por JK Rowling, cuando hizo su famoso discurso de graduación de Harvard sobre los “beneficios de fracaso”. “Fui liberada”, dijo a los graduados de su período de fracaso colosal: “Porque mi mayor temor se había hecho realidad, y aún estaba viva, y aún tenía una hija que adoraba, y tenía una vieja máquina de escribir y una gran idea. Y se convirtió en la piedra angular sobre la que reconstruí mi vida”. Esa reconstrucción es una demostración de la capacidad de recuperación psicológica (resiliencia), y no se habría desarrollado si ella no hubiese fallado.

Lee también: 4 CONSEJOS PARA HACER FRENTE A TUS MIEDOS

Fracaso y Experiencia: Lo único que nos aporta Resiliencia

Fracaso y Experiencia: Lo único que nos aporta Resiliencia

¿Qué es lo que realmente queremos decir cuando hablamos de la capacidad de resiliencia, y por qué es tan buena para nosotros? Esto no sólo se desarrolla en respuesta al fracaso: los niveles de resiliencia psicológica pueden ser creados en respuesta a situaciones de alto estrés de todo tipo, desde el trauma hasta los desastres sociales. Pero el fracaso personal puede tener un gran papel en ello. 

Las personas que han vuelto resistentes través de la experiencia aprenden a interpretar los fracasos como “temporales, local, y cambiantes” en lugar de un signo universal que deben meterse bajo sus camas y renunciar, de acuerdo con un ensayo publicado en el Harvard Business Review por el Dr. Martin Seligman, un psicólogo que ha hecho una inmensa cantidad de investigación sobre el tema. Propone un programa para aumentar la resiliencia en los soldados americanos que están expuestos a situaciones de fracaso, y luego aprender a separar sus emociones del fracaso y de la realidad. Sólo se aprenden estas cosas, en otras palabras, a través de su propio fracaso. 😐

Lee también: LA RESILIENCIA EN LAS VÍCTIMAS DE ARIEL CASTRO

Es necesario resurgir con compasión

Es necesario resurgir con compasión

La resiliencia es también algo más que ser capaz de decir “bueno, está bien” cuando ocurre un fracaso; se trata de volver con una venganza. La resiliencia responde al fracaso con perspectiva, mejoras previstas, autocompasión y una renovada ambición. Se crea la capacidad de separar [el fracaso] de [ser un fracaso]. Sabes que no estás sin esperanza; solamente acabas de hacer algo que no ha funcionado. Podría pensarse en esto como una piedra filosofal.

Un poco más sobre compasión saludable acá: AFRONTAR LOS DESAFÍOS DE LA VIDA: 3 CLAVES

Beneficios

Beneficios

La American Psychological Association menciona algunos de los mayores beneficios emocionales de poseer la capacidad de resiliencia: “La capacidad para hacer planes realistas y tomar medidas para llevarlas a cabo; una visión positiva de uno mismo y la confianza en tus fortalezas y habilidades, habilidades de comunicación y resolución de problemas; y la capacidad para manejar sentimientos e impulsos fuertes”.

Y hay más: una visión general de los estudios científicos sobre la resistencia psicológica en 2005 encontró que también se asocia con la granularidad emocional positiva: respuestas emocionales positivas específicas, incluso a los acontecimientos más desalentadores. En otras palabras, las personas con suficiente capacidad de resiliencia pueden mirar el lado positivo (o al menos mantener la calma) en circunstancias muy problemáticas. Fallar ahora puede hacerte incluso dar un buen giro cuando llegue un fracaso en el futuro.

Lee también: EL AUTOCUIDADO EN LA PAREJA: HACER TIEMPO PARA EL “YO”

Habilidades a Cultivar: Carácter, Optimismo, Persistencia, e Inteligencia Social

Habilidades a Cultivar: Carácter, Optimismo, Persistencia, e Inteligencia Social

La idea de la capacidad de resiliencia como resultado de la insuficiencia de mérito ha tomado influencia en muchas áreas, desde la educación a la terapia. En 2011, por ejemplo, el New York Times perfilo una excepcional escuela de Nueva York, que había vuelto a centrar sus energías en el desarrollo de lo que llamaron “aguante” para sus estudiantes, o una pasión por algo donde podrían recuperarse de fallos.

Se decidieron por este curso después de notar algo en los jóvenes que fueron de su escuela secundaria a la universidad. “Los estudiantes que persistían en la universidad no eran necesariamente los que habían sobresalido académicamente”, escribió el New York Times: “Eran los que tenían fortalezas de carácter excepcional, como el optimismo, la persistencia y la inteligencia social. Estos fueron capaces de recuperarse de una mala calificación y tuvieron la determinación para hacerlo mejor la siguiente vez, para recuperarse de una pelea con sus padres; a resistir la tentación de salir al cine y, en vez de esto quedarse en casa y estudiar; o inclusive persuadir a los profesores para obtener ayuda extra después de clase”.

Lee también: TERAPIA ONLINE A TRAVÉS DE SKYPE: EL PODER DE LA CHARLA

Fallar Rápido y Regresar al Camino Rápido

Fallar Rápido y Regresar al Camino Rápido

En otras palabras, podían experimentar el fracaso y sobrevivir. La experiencia de resistencia y esfuerzo continuado incluso en cara de considerables fallas rápidas, también se ha convertido en una de las “claves” percibidas para el éxito como una puesta en marcha; de acuerdo con un articulo de la BBC  podemos resumirlo en que “fallar rápido y con frecuencia” puede ser la forma en que la innovación es más efectiva. Pero es en el nivel individual donde realmente estamos viéndolo como un punto a favor.

Lee también: POSTERGACIÓN: ¿CÓMO SUPERARLA?

Todos podemos desarrollar resiliencia desde dónde nos encontramos

Todos podemos desarrollar resiliencia desde dónde nos encontramos

Entonces, ¿por qué algunas personas son más resilientes que otras? Esto parece ser debido a una combinación de diversos factores biológicos y ambientales – pero los investigadores están de acuerdo en que todo el mundo puede mejorar su capacidad de recuperación. La revista Science en 2011, explicó que “todavía existe controversia sobre el grado en que la resiliencia es innata o aprendida, pero casi hay un acuerdo general de que los seres humanos pueden aumentar la resiliencia y aprender a manejar mejor los factores de estrés en el trabajo”.

Lee también: CÓMO ENCONTRAR TU LUGAR EN LA VIDA

El Fracaso es Necesario para Desarrollar Resiliencia

El Fracaso es Necesario para Desarrollar Resiliencia

Estudiantes de medicina resilientes en un estudio específico Science los citó con algunas características comunes: tenían familias que les daban apoyo, tutores, un sentido de propósito y buenos amigos, pero uno de los factores más importantes fue que habían aprendido a “ver los obstáculos como retos”. En otras palabras: El fallo, es un fuerte contribuyente a una perspectiva resiliente.

Supongo que “aprender del fracaso” nunca se sentirá como unos cuantos consejos útiles sobre todo has sido derrotado, abandonado, rechazado o puesto en una lista de espera. Pero inconscientemente, el fracaso puede ser lo que Forbes llama “Un teflón emocional”.

El fracaso apesta; nadie lo niega, y la parte fundamental es que debe dolernos y “apestar” para que podamos entender, hacer el esfuerzo de seguir adelante y comenzar a desarrollar una respuesta emocional de resistencia. Así que no dejes que nadie te diga “no te sientas mal” cuando fracasas, eres abandonado o derrotado. El proceso natural está contribuyendo a tu crecimiento psicológico, y eso será lo que te haga dejar de comer galletas en el suelo y volver a tu esfuerzo con más vigor. En algún momento.

Lee también: PSICÓLOGO ONLINE: PROS Y CONTRAS

Referencias:

  1. 29 Famosos que fracasaron antes de tener éxito. Sugar, Feloni & Lutz. Business Insider (2015)
  2. ¿Qué es la resliliencia? American Psychological Association (2015)
  3. Al cerebro le gusta ganar, pero no siempre puede. Loretta G. Breuning. (2014)
  4. Discurso textual de JK Rowling. J.K. Rowling. Harvard Gazette. (2008)
  5. Construyendo Resiliencia. Martin Seligman. (2011)
  6. 5 Formas en que las personas resilientes se recuperan del fracaso. Amy Morin. (2015)
  7. El camino a la resiliencia. American Psychological Association. Comas, Luthar, Maddi, & Cols) Consultado el 3/Jul/2016
  8. Resiliencia Psicológica y Granularidad Emocional Positiva. Tugarde, Frederickson & Barret. (2005)
  9. ¿Y si el secreto del éxito es el fracaso? Paul Tough. (2011)
  10. La psicología oculta del fracaso. Sarah Cruddas. (2016)
  11. Asuntos de la Mente: Resiliencia. Irene S. Levine. Science. (2011)
  12. Refuerza tu Resiliencia: 5 Maneras de construir teflón psicológico. Margie Warrell. (2013)

¿Te gustaría compartir tu experiencia con la habilidad de resiliencia?, ¿Decirle al mundo cómo has superado tu «fracaso»?: La sección de comentarios en el lugar apropiado. Puede ser anónimo, no se comparte tu email, pero si tu nombre, aunque puedes colocar cualquiera 😉

No te olvides de seguirme por redes sociales, para saber más de estos temas.

COMPARTE 😉