• Ir solo no siempre es la mejor opcion, permíteme acompañarte

Tratamiento para la depresión

¿Sientes que la vida no vale la pena? ¿Encuentras difícil sentirte feliz? ¿Tienes dificultades para hacer frente a esto? ¿Te sientes confundido y desencantado con la vida?

No esperes a que la depresión afecte tu vida profundamente, habla con alguien y soluciona el problema.

 

Ayuda online para la depresión

Tomar terapia online para la depresión podría ayudarte a encontrar una nueva manera de pensar y sentir, con una exploración guiada cuidadosa de tu vida emocional, puede ser posible encontrar nuevas formas de pensar que con el tiempo podrían acabar con tu mundo de depresión.

Poco más de 1 de cada 6 personas experimenta depresión durante su vida. Aunque es difícil ser precisos porque mucha gente nunca busca ayuda y sufre en silencio. Tú puedes hacer algo al respecto.

 

¿Qué es la depresión?

No es simplemente sentirse triste o deprimido, es una condición que afecta a la persona tanto mental como físicamente.

Nosotros los psicoterapeutas no tratamos la depresión, tratamos a la persona, la depresión es un síntoma que puede haber ido creciendo día a día, a veces lentamente durante meses o años, o puede comenzar después de una experiencia traumática, eventos o resultados que aparentemente llegan sin advertencia.

He ayudado a muchas personas a encontrar una manera de hacer frente o disipar la depresión por completo de su vida. La depresión se experimenta de manera diferente por cada persona, para ilustrar un poco te presento a continuación una lista de síntomas. Tampoco es necesario presentar todos los síntomas, para saber que estas deprimido.

 

Los síntomas de la depresión

  • Sentimientos constantes de desesperanza.
  • Baja autoestima y autovaloración.
  • Llanto constante.
  • Sentimientos de culpa y desvalorización de sí mismo.
  • Mal genio y rabia.
  • Poca o nada de motivación.
  • Reducción de la capacidad de sentir placer (Anhedonia).
  • Pensamientos suicidas o pensamientos oscuros.
  • Sentirse constantemente preocupado o ansioso.
  • Sentimientos de apatía.
  • La pérdida del Impulso sexual.
  • Dificultad en la toma de decisiones.
  • El aislamiento, la reducción de la actividad social.
  • La falta de concentración.
  • El pensamiento negativo.
  • Preocuparse constantemente. (Rumia)
  • Sentimientos de ira.

 

Algunos de los síntomas físicos de la depresión:

  • El movimiento o el habla más lento.
  • Falta de apetito o cambios de peso corporal.
  • Problemas intestinales como el estreñimiento o la diarrea.
  • Dolores inexplicables.
  • Falta de energía
  • Cambios en los patrones de sueño.
  • Sentirse constantemente cansado.

 

La Terapia puede y debe ayudar a la persona con depresión

Las personas con depresión necesitan nuestra ayuda y apoyo. Si alguien tiene una pierna rota no hace falta comprenderlo, y el apoyo se da libremente, la gente puede verlo y entenderlo.

Por igual, la depresión es una enfermedad y debe ser entendida como tal, no es por gusto que la persona sufre de esta condición, al igual que alguien que se cae y se rompe su pierna, no tiene más remedio que sentir el dolor, una persona con depresión no tiene más remedio que sentir el dolor interno.

 

¿Por qué estoy deprimido o me siento triste?

El porqué muchas personas ponen fin a la depresión y otras persona no, y por qué algunos sufren depresión la mayor parte de su vida, mientras que otras personas se recuperan en pocos meses aún se desconoce, aunque hay algunos indicios de que algunas personas pueden ser más susceptibles a deprimirse si hay un historial familiar de depresión.

Yo creo que en muchos casos la depresión puede ser entendida cuando se mira en el contexto de la vida de esa persona y la capacidad de la persona para manejar el mundo emocional interior de una manera que conduzca a un entendimiento interior y genuina autocompasión.

Puede sonar extraño, pero algunas personas que han tenido un episodio de depresión en su vida pueden sentir que en realidad se ha convertido en una experiencia positiva y, que finalmente les condujo a hacer cambios personales que han mejorado su calidad de vida. A pesar de que la depresión aguda nunca es una experiencia agradable, al final estas personas sienten que ha sido un paso muy importante para convertirse en una persona mejor y disfrutar más la vida.

 

¿Entonces, hay algo bueno de esto?

Sí, de hecho puedes ser capaz de identificar lo que haces que te hace más propenso a la depresión y cambiarlo.

  • ¿Piensas que tienes que verte fuerte todo el tiempo?
  • ¿Es necesario ocultar tus sentimientos? Incluso cuando tú esperas que otros te hagan saber si están en necesidad de apoyo.
  • ¿Necesitas ser independiente hasta el punto de aislarte emocionalmente a ti mismo de todos los demás?
  • ¿Te resulta difícil decir que no y terminas haciendo demasiado por los demás?
  • ¿Te resulta difícil tener esperanza en el futuro?
  • ¿Te culpas de todo lo malo que sucede?
  • ¿Tienes dudas?

 

Si has contestado que sí a alguna de las últimas preguntas o no estás seguro, y te has sentido triste acerca de la vida o estás pasando por una depresión y no eres activamente suicida, vale la pena reservar una sesión sólo para ver por ti mismo si la terapia podría ayudarte.

 

Cuerpo Apagado

Ayuda para la depresión

Algunas personas dicen que sienten como si su cuerpo se hubiera apagado, pero en realidad es la mente la que ha hecho pensar de esa manera.

La mente tiene un poder de gran alcance e influye sobre nuestra función física, tu cuerpo puede sentirse lento y pesado, pero de hecho, es la influencia depresiva de la mente sobre tus funciones físicas normales.

Hay momentos en que la mente se tiene que “apagar” para curarse, o recuperarse de la abrumadora presión que ha experimentado.

También se puede sentir como si tu mente estuviera llena de pegamento o que eres incapaz de ordenar los pensamientos y sentimientos, esto a veces puede sentirse como si fueses incapaz de lidiar con tareas sencillas y, en consecuencia puede empezar a golpear tu confianza o autoestima.

Debe estar presente un deseo de mejorar, con lo cual te permitas un tiempo; tiempo para sanar, tiempo para descansar, y tiempo para adaptarte a tus necesidades inmediatas. Demasiados cambios o el deseo de seguir adelante antes de que estés listo en realidad puede reducir la velocidad de recuperación.

Con la depresión a veces se puede seguir disfrutando de un amanecer o un momento divertido, pero los sentimientos generales están impregnados por una sensación de supresión que asfixia el estado de ánimo, que pueden reducir tu capacidad para pensar con normalidad o reaccionar con rapidez, te puedes sentir como si tu alma estuviera cargando con un gran peso y esto consume tus emociones sin dejar espacio para la alegría.

 

La mente y el cuerpo

La mente y el cuerpo están entrelazados en la vida, los efectos de los problemas psicológicos, llevan a problemas físicos; la mente puede ayudar a sanar el cuerpo físico, la mente es el lugar donde vivimos y encontramos la alegría y el amor.

La depresión es un estado donde nos encontramos con lugares oscuros y la desesperación, esto también afecta al cuerpo. No es sólo un estado mental. Cuando la mente sufre también lo hace el cuerpo, las personas con depresión pierden coordinación y velocidad, y también tienen efectos que no se perciben a simple vista, como la reducción en la capacidad del cuerpo para sanar y combatir una infección. La capacidad para digerir los alimentos se reduce y los problemas digestivos o intestinales suelen ser más comunes. Los sentidos del tacto y el gusto también pueden cambiar, por lo que puede haber un profundo efecto en la capacidad de vivir la vida.

Psicoterapia para la depresión

La buena noticia es que se puede tratar y muchas personas se recuperan desde su aferro y pasan a llevar una buena vida sin depresión. Nosotros los terapeutas no tratamos la depresión, tratamos a la persona, con el asesoramiento podemos ayudar a la recuperación o ayudar a tu propia comprensión hacia la búsqueda de un camino a seguir. Para algunas personas es bienvenida la depresión, ésta les permite simplemente cerrarse, para descansar la mente emocional de pensar un rato, para permitir que la mente sane. No se puede obligar a una persona a recuperarse, debe querer que suceda y sentir el momento adecuado para ver el camino a seguir, puede tomar tiempo y paciencia, pero con la ayuda adecuada, se puede avanzar hacia una recuperación.

 

 

Los problemas físicos que conlleva la depresión

Hay problemas físicos que pueden hacer que padezcas depresión, como alguna enfermedad de la tiroides o la diabetes, para averiguar si podría haber una razón física para tu depresión el médico será la primera opción, no simplemente te sientes en silencio con tu sufrimiento, busca a alguien, incluso si se trata de la enfermera local o un consejero.

La depresión te hace susceptible de reducir tu capacidad de dormir, así también pueden marchitarse tu autoestima y confianza y en tu interior comenzarás a estancarte en el vacío, pero esto es sólo una interpretación superflua, la depresión también es una aflicción personal, y hay muchas profundidades o niveles que son vividos emocionalmente a la vez, nadie es igual y la depresión es una experiencia muy personal, es necesario vivirla para entender por completo el patrón de vida erosionando.

 

Fármacos

Fármacos depresión terapia

Aunque los antidepresivos no siempre se encuentran útiles en algunas personas e incluso son vistos como un problema por los demás, el paciente puede sentir algo de beneficio en tomarlos; también toman su lugar al brindar un respiro con algunos síntomas graves. Los fármacos no ayudan a todo el mundo, sin embargo se trata de una manera física de ayudar que en algunos casos, pueden salvar vidas y deben ser considerados.