Durante los últimos meses, payasos espeluznantes han estado aterrorizando en varias partes del mundo, se dice que comenzó en EEUU, y se han observado también en partes de Europa como Francia, España y también en Latinoamérica.

la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_01

Según los informes, estos payasos diabólicos han tratado de atraer a mujeres y niños al bosque, han perseguido personas con cuchillos y machetes, y han gritado a personas en sus coches. Han sido vistos pasando el rato en los cementerios y han sido avistados por los faros de los coches mientras caminaban por desoladas carreteras en medio de la noche.

Esta no es la primera vez que ha habido una oleada de avistamientos de payasos en los Estados Unidos. En la década de los 1980s en Boston se produjo un fenómeno bastante parecido. El criptozoólogo Loren Coleman, que ha estudiado los mitos de bestias como “Bigfoot” o “el monstruo del Lago Ness”, ha llamado a este fenómeno: “Teoría del payaso fantasma”, atribuyendo el gran numero de avistamientos de payasos a una histeria de masas (normalmente provocada por incidentes presenciados solamente por los niños).

Es imposible determinar cuantos de estos incidentes son engaños y cuantos fueron cuentos de buena fe que llevaron los payasos al extremo. No obstante, los autores parecen aprovechar la ambivalente relación humana de amor-odio a los payasos, aprovechando el temor primario que muchos niños (y más que unos pocos adultos) experimentan en su presencia.

De hecho, un estudio de 2008 llevado a cabo en Inglaterra reveló que a muy pocos niños les resultan agradables los payasos. También llegó a la conclusión de que la práctica común de decorar las salas hospitales infantiles con cuadros de payasos puede crear exactamente lo contrario de un ambiente propicio. No es de extrañar que muchas personas odien a Ronald McDonald.

Pero como psicólogo, no sólo me interesa señalar que los payasos nos ponen los pelos de punta; también estoy interesado en saber por qué los encontramos tan perturbadores.

La marcha de los payasos

la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_02Personajes similares a los payasos han existido desde hace miles de años. Histórica y socialmente, los bufones y payasos han sido el vehículo para producir la sátira y burla de los poderosos. Nos dieron una válvula de escape y se les concedió una libertad de expresión única – siempre y cuando su valor como artistas superara las molestias que causaban a esos poderosos.

Los bufones y otros personajes del ridículo se remontan al menos al antiguo Egipto, y la palabra en Español proviene del Italiano: pagliaccio, y en Inglés “clown” significa aldeano (quienes fueron los primeros en interpretarlos), apareció por primera vez en algún momento en el año 1500, cuando Shakespeare utilizó el término para describir personajes tontos en varias de sus obras. El actual payaso de circo ya más familiar – con la cara pintada, peluca y ropa de gran talla – surgió en el siglo XIX y ha cambiado muy poco en los últimos 150 años.

la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_03El personaje del payaso espeluznante realmente entró en relevancia después de que el asesino en serie John Wayne Gacy fue capturado. En la década de 1970, Gacy aparecía en las fiestas de cumpleaños de niños como “Pogo el payaso” y también pintaba con regularidad imágenes de payasos. Cuando las autoridades descubrieron que había matado al menos a 33 personas, enterrando a la mayoría de ellos en el sótano de su casa en las afueras de Chicago, la conexión entre los payasos y el comportamiento psicopático peligroso se adherió para siempre en el inconsciente colectivo.

A raíz de la notoriedad de Gacy, Hollywood explotó nuestra profunda ambivalencia sobre payasos a través de una campaña de terror a los payasos que no muestra signos de salir de la moda. Pennywise, el payaso de la miniserie “It” de Stephen King de 1990 puede ser el payaso de película más aterrador. Pero también están los de “Killer Klowns from Outer Space” (1988), el raro payaso bajo de la cama en “Poltergeist” (1982), el payaso zombie en “Zombieland” (2009) y, más recientemente, el payaso asesino en “All Hallow’s Eve” (2013).

La naturaleza del miedo

la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_04La psicología, sin embargo, puede ayudar a explicar por qué los payasos – los supuestos proveedores de chistes y bromas a menudo terminan enviando escalofríos por nuestra espina dorsal.

El profesor de psicología de la Universidad Knox College, Frank T. McAndrew pensó que la sensación descolocada podría tener algo que ver con la ambigüedad – por no estar realmente seguro de cómo reaccionar a una persona o situación.

Así que realizó un estudio empírico, en el cual se reclutaron 1,341 voluntarios entre 18 y 77 años, para llenar una encuesta en línea. En la primera sección de la encuesta, los participantes evaluaron la probabilidad de que una hipotética “persona espeluznante” exhibiría 44 comportamientos diferentes, tales como patrones inusuales de contacto con los ojos o características físicas como tatuajes visibles. En la segunda sección de la encuesta, los participantes evaluaron el nivel de miedo que producían 21 ocupaciones diferentes, y en la tercera sección simplemente debían mencionar dos aficiones que calificaran como “espeluznante”. En la sección final, los participantes pudieron observar que tanto tuvieron en común con 15 declaraciones sobre la naturaleza de las personas espeluznantes.

Los resultados indicaron que las personas que percibimos como espeluznantes o que dan miedo son mucho más propensas a ser varones que mujeres (al igual que la mayoría de los payasos), que la imprevisibilidad es un componente importante del miedo y que los patrones inusuales de contacto con los ojos y otros comportamientos no verbales, hacen que salte a nuestro radar que hay algo raro y potencialmente peligroso.la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_05

En sí mismas las características físicas inusuales o extrañas tales como ojos saltones, una sonrisa peculiar o dedos excesivamente largos no nos hacen percibir a alguien tan espeluznante. Pero la presencia de rasgos físicos extraños puede amplificar cualquier otro rasgo con tendencia a asustarnos que la persona podría estar exhibiendo, como la persistencia de llevar la dirección de conversaciones hacia temas sexuales peculiares o el no comprender la política de llevar reptiles a la oficina.

Cuando se le pidió a las personas calificar el nivel de miedo hacia diferentes ocupaciones, la que llegó a la cima de la lista fue – como habrás adivinado – los payasos.

Los resultados fueron consistentes con la teoría de que ese miedo es una respuesta a la ambigüedad de la amenaza y que sólo ocurre cuando nos enfrentamos a la incertidumbre acerca de la amenaza que provoca escalofríos.

Por ejemplo, sería considerado grosero y extraño huir en medio de una conversación con alguien que está poniendo un ambiente “espeluznante” pero en realidad es inofensivo; al mismo tiempo, que podría ser peligroso ignorar tu intuición y cuidarte de esa persona cuando de hecho sería una  amenaza. La ambivalencia te deja congelado, y abrumado con el malestar. Algo similar ocurre con las casas encantadas.

Esta reacción podría ser adaptativa, una respuesta evolutiva del cuerpo que nos obliga a sentir la sensación de miedo como una manera de mantener la vigilancia durante una situación que podría ser peligrosa.

 

¿Por qué los payasos activan nuestro sistema de alerta?

A la luz de los resultados del anterior estudio, no es de extrañar que los encontremos atemorizantes.

Rami Nader es un psicólogo canadiense que estudia la coulrofobia, el miedo irracional a los payasos. Nader cree que la fobia a los payasos es alimentada por el hecho de que estos personajes usan maquillaje y disfraces que ocultan sus verdaderas identidades y emociones.
la-psicologia-detras-del-miedo-a-los-payasos_06
Esto es perfectamente coherente con la hipótesis de que es la ambigüedad inherente que rodea payasos lo que les vuelve espeluznantes. Parecen ser felices, pero ¿realmente lo son? Y pueden hacer cualquier travesura, lo que pone a la gente constantemente en guardia. Las personas que interactúan con un payaso durante alguna de sus rutinas nunca saben si están a punto de ser golpeados con un pastel en la cara o ser víctima de alguna otra broma humillante. Las características físicas altamente inusuales del payaso (la peluca, la gran nariz roja, el maquillaje, la ropa impar) sólo magnifican la incertidumbre de lo que el payaso podría hacer.

Es cierto que existen otros tipos de personas que nos alteran los nervios o causan simplemente miedo, (taxidermistas y dueños de funerarias o enterradores, alcanzaron elevados puntos en la gama de empleos espeluznantes). Pero tienen que trabajar duro si aspiran llegar al nivel de temor que atribuimos automáticamente a payasos.

En otras palabras, no alcanzan a llenar sus zapatos 😉

 

Referencias:

 

Imágenes Vía Giphy

También te podría interesar...

7 Cosas que Suceden Cuando Dejas de Tener Sexo Rompimientos, trabajo, viajes, viajes de trabajo. Hay muchas razones por las que tu vida sexual puede estancarse. Y, como tirar la primera ficha d...
El autocuidado en las relaciones: Hacer tiempo para el “yo”... En la sociedad actual donde todos están ocupados, donde cada persona está luchando para encontrar tiempo (un espacio para llenarlo con una actividad/p...
¿Cómo Puede Ayudar tu Mascota a Reducir tu Ansiedad? La ansiedad puede ser una pesada carga. Para las personas con trastornos de ansiedad o incluso aquellos que sólo se ponen nerviosos, a menudo no se en...
12 Citas Que Te Inspirarán En Víspera de Año Nuevo Mientras que puede ser sólo un día del calendario en un subjetivo sistema que nosotros los humanos hemos inventado, hay algo en la Víspera de Año Nuev...
El destape LGBT: Lo que salir del closet significa para la libertad pe... ¿Cuánto estás dispuesto a compartir acerca de quién eres, especialmente tu identidad como persona LGBT? ¿Cuánto de tu historia de vida estás dispuesto...
Todo está Conectado: ¿Por Qué Nada es Irrelevante en la Terapia Online... Todo está conectado Tal vez has escuchado a tu terapeuta decir esto después de que empezaste a hablar de algo que pensabas era secundario o irrelevan...
Cómo funciona el perdón y por qué es bueno para ti Uno de los aspectos más abrumadores de ser un adulto es aprender a perdonar, particularmente si la persona o personas que te han herido no muestran re...
¿La Terapia Online es para ti? La terapia online (también conocida como psicoterapia en línea, terapia por Internet, terapia a distancia, ciberterapia o e-therapy) es un concepto qu...
5 Curiosas Teorías de la Personalidad a Través de la Historia La mayoría de las ocasiones Sigmund Freud es blanco de las bromas sobre psicología en todas partes, pero para ser justos, está lejos de ser la única p...
9 Señales De Que Tienes Padres Tóxicos Mis escritos sobre Padres Tóxicos parecen tener el destino de convertirse en una pequeña “saga”, pero al estilo de George Lucas he comenzado con la pa...
Cómo la Comida Afecta la Salud Mental, De la Depresión al Insomnio Somos lo que comemos; pero más que eso, nuestro cerebro es mucho de lo que come, al menos de acuerdo a la creciente evidencia científica. Una reciente...
8 Consejos Para Mejorar Tu Autocontrol Le pasa a todos: una tarde bien intencionada para una virtuosa tarea se convierte en una hora de Facebook o seis viajes a la nevera. En ésta ocasión t...
¿Por qué hacemos cosas tontas? Todos hacemos cosas que sabemos que lamentaremos. Podría ser algo en apariencia inofensivo, como: discretamente comer algo que no debemos incluir ...
De hombre a hombre: ¿Qué te hubiese gustado SABER a los 23 años? George Harrison dijo en alguna de sus canciones “Con cada error deberíamos seguramente estar aprendiendo” (While my guitar genty weeps). La sabiduría ...
¿Por qué bostezamos? No tiene que ver con una mayor inhalación de oxígeno o expulsar más dióxido de carbono El bostezar se ha mantenido durante mucho tiempo como un...
Cómo dejar ir la culpa La culpa puede ser uno de los peores sentimientos. Parte de esa sensación de hundimiento probablemente proviene del hecho de que no podemos volver atr...
Psicólogo Online: La atención que necesitas La preocupación fundamental de muchas personas de hoy es hacer frente a los problemas, en algunas ocasiones es debido a que están sufriendo de un ...
Cómo identificar a un psicópata o sociópata Ted Bundy parece tranquilo, aquí en su juicio por multiple homicidio y violación Los términos "psicópata" y "sociópata" a menudo se utilizan indis...
6 Indicadores de que Puedes Tener Trastorno de la Personalidad por Evi... Todos tenemos nuestros momentos de inseguridad y momentos en los que preferiríamos escondernos bajo las mantas en vez de enfrentar una situación incóm...
Después de un evento traumático, ¿Qué adolescentes están en riesgo de ... No siempre es posible proteger del todo a nuestros niños y adolescentes. Sin que lo esperemos pueden encontrarse con alguna experiencia potencialmen...
Solo es justo si compartes...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on RedditPin on PinterestShare on VKShare on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on YummlyFlattr the authorBuffer this pageEmail this to someone

Deja tu comentario - Comparte lo que piensas