Los efectos de los traumas de la infancia son muy reales y pueden persistir en la edad adulta si no se busca el soporte adecuado. ¿No lo crees? La ciencia muestra que los traumas de la infancia en realidad afectan a tu cerebro.

 

Cómo se desarrolla el cerebro

Aunque la mayor parte del cerebro se desarrolla mientras estamos en el útero, el cerebro sigue creciendo y construyéndose a sí mismo. Se forman nuevas conexiones neuronales a lo largo de nuestra vida.

 

“Los científicos no pueden decir exactamente qué porcentaje del cerebro se desarrolla a tal edad. Pero es seguro que la infancia es un período crucial del crecimiento. Se estima que en los primeros años de vida, el cerebro forma de 700 a 1,000 conexiones neuronales cada segundo. Y estas conexiones forman las bases para el desarrollo del cerebro.”

 

¿Qué tipo de trauma en la infancia afecta al cerebro?

Cualquier tipo de maltrato (abuso físico, abuso sexual y abuso emocional) es muy traumático para un niño y todos estos sucesos afectan el desarrollo del cerebro.

Otras experiencias que son muy traumáticas para los niños incluyen:

  • Negligencia y/o pobreza extrema.
  • Un hogar violento.
  • Perder a un padre o a un hermano.
  • Padres con alguna enfermedad mental o adicción.
  • Experimentar un desastre natural o una guerra.

¿Qué pasa si creciste en un “buen ambiente familiar”, pero tienes todos los signos de trauma? Podrías no haber recibido lo que en psicología se conoce como un “adecuado apego”. Es muy traumático para un niño el no sentirse amado, apoyado y seguro.

 

La Falta de un Adecuado Apego y el Desarrollo del Cerebro

La teoría del apego sostiene que para que un niño crezca hasta ser un adulto con confianza en los demás y pueda formar relaciones saludables, se necesita que quieres lo cuidaron durante los primeros años de su vida hayan tenido un vínculo fuerte y de confianza. Lo que significa que cuando eras niño/a, y llorabas, o hacías un gesto o cualquier otra cosa para tratar de expresar tus necesidades, un adulto debió responder de una manera apropiada. Haciendo cosas como por ejemplo sostenerte en brazos, o hablarte… haciéndote saber que tus necesidades serían satisfechas y que estabas a salvo.

 

 “Este tipo de apoyo de ida y vuelta entre un niño y un adulto se llama “interacción servir y retornar” y no es sólo importante para el desarrollo psicológico de un bebé – es crucial para el desarrollo saludable de su cerebro. Cada vez que se produce una interacción positiva entre el niño y el adulto se construyen conexiones neuronales”

 

Si no hubo lugar para estas interacciones, si la persona que te cuidó no fue confiable, fue incapaz de amarte y de cuidar ti – significa que estas vías neurales pueden no haberse formado tan contundentemente, lo cual significa que tu salud mental y emocional puede verse afectada de adulto.

 

¿Entonces si mis padres fueron malos, me afectó el cerebro?


Ningún padre es perfecto, y algunas investigaciones demuestran que un niño necesita una variación en la respuesta que recibe de los adultos para darse cuenta de que es un ser humano aparte y para avanzar en el aprendizaje de cómo resolver un problema y ser independiente. Un poco de estrés es parte del desarrollo saludable.

Es sólo cuando la respuesta al estrés se desencadena con demasiada frecuencia, o rara vez se tiene la oportunidad de “apagarse”, entonces las reacciones fisiológicas del cuerpo puede convertirse en una amenaza para el desarrollo del cerebro.

 

“En resumen, los niños no necesitan una “infancia perfecta”. Sin embargo, los niños necesitan sentirse amados y aceptados sin importar su comportamiento, y necesitan apoyo para lidiar con el estrés. También requieren rutinas, juegos, conexión social saludable y buenos modelos a seguir”.

 

De manera simple… ¿Cómo es que el trauma en la infancia afecta al cerebro?

Como se mencionó anteriormente, el trauma en la infancia afecta la forma en que tus vías neuronales se forman o dejan de formarse. El trauma puede así causar cambios duraderos en las áreas del cerebro que se ocupan del estrés, como hasta ahora sabemos: la amígdala, el hipocampo y la corteza prefrontal. Los estudios en animales también encontraron que el trauma realmente dañó las neuronas.

Y no haber recibido el cuidado y el afecto que requeriste de pequeño/a también te hará experimentar los efectos fisiológicos del estrés. Uno de los efectos secundarios de la respuesta de estrés primordial del cuerpo es una inundación de hormonas en todo el cuerpo, la cual aumenta los niveles de cortisol y norepinefrina. Estas hormonas a veces pueden ser otra fuente del daño a la arquitectura cerebral del niño.

 

¿Cuáles son los síntomas de que el trauma en la infancia ha afectado a tu cerebro?

Los síntomas de un adulto que podrían significar que un trauma de la niñez ha afectado el desarrollo de su cerebro pueden incluir:

  • Dificultades de aprendizaje, incluidos problemas de concentración
  • Problemas de comportamiento.
  • Problemas de Autorregulación (capacidad para controlarse).
  • Problemas de salud emocional y psicológica.
  • Problemas de memoria.
  • Pobre planificación y priorización de habilidades.
  • Dilación.
  • Falta de resiliencia.
  • Problemas con las habilidades sociales y relacionarse con los demás.

 

Sufrir un trauma infantil también puede significar que como adulto tu cuerpo responde físicamente al estrés más de lo que debería. Las investigaciones sobre los efectos del estrés traumático en el cerebro encontraron que las personas con TEPT tenían niveles hormonales más altos de lo normal en respuesta al estrés o desregulación, incluyendo niveles aumentados de cortisol.

 

Aspectos psicológicos relacionados con el trauma infantil

Los problemas psicológicos que se han relacionado con los efectos del trauma en el cerebro incluyen:

  • TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) en Adultos
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Disociación
  • Impulsividad
  • Baja autoestima
  • PTSD (Trastorno por Estrés Postraumático)
  • Altos niveles de estrés
  • Trastornos de la personalidad como TLP (Trastorno Limite de la Personalidad)
  • Abuso de sustancias.

 

¿Todos mis problemas son debido a un trauma de la niñez?

 

No, el ADN también es un factor. Naciste con ciertos circuitos cerebrales. Pero la forma en que estos circuitos se desarrollaron depende de las interacciones de servicio y retorno que experimentaste.

 

“Básicamente, nacemos con el potencial de desarrollar comportamientos y habilidades, pero para que estas habilidades se desarrollen en ti, depende de cómo se nutran y cuáles sean tus experiencias infantiles. Así que una parte depende de tus experiencias, y otra de tu herencia genética”.

 

Esto podría ser la razón por la que dos niños pueden experimentar el mismo trauma, pero uno se las arregla para ser resiliente, mientras que el otro sufre síntomas a lo largo de toda su vida.

 

¿Qué puedo hacer si creo que mi cerebro ha sido afectado?

Si leyendo lo anterior, reconoces los problemas y síntomas y los tipos de experiencias que se registran en el cerebro como un trauma, es importante buscar apoyo profesional.

La terapia online puede ayudarte a manejar los efectos del trauma infantil en tu vida adulta, lo que significa que podrás tener mejores relaciones, y que tus estados de ánimo mejoran y te sentirás más en control de tu vida.

Y la terapia puede incluso reiniciar tu cerebro. Por ejemplo, un estudio de 2017 realizado por el King College de Londres, utilizó imágenes cerebrales para mostrar que la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) aumentaba la conectividad cerebral a largo plazo. ¿Necesitas ayuda para controlar un trauma infantil? Pídeme una cita.

 

 

Referencias:

  1. Traumatic stress: effects on the brain. J. Douglas Bremner. (2006)
  2. Talking therapy changes the brain’s wiring, study reveals for first time. King’s College London. V Kumari et al. (2017)

 

 

También te podría interesar...

¿Necesita usted un tratamiento de salud mental? Cómo saber Las personas, buscan tratamiento de salud mental para obtener apoyo y herramientas para las conductas y patrones de pensamiento que hacen sus vida...
Desafiando los mitos que estigmatizan la Terapia Online Existe una gran cantidad de mitos que rodean a la terapia online, así como a la presencial. Muchos de estos están arraigados por la imaginación co...
¿Cómo Dejar de Tener Miedo a las Arañas? Un Nuevo Estudio Arroja Luz s... Seguramente muchas personas se habrán preguntado cómo dejar de tener miedo a las arañas. Aunque no todo el mundo tiene una fobia, la aracnofobia es co...
8 señales de que estás en una relación codependiente   ¿Alguna vez has estado en una relación donde sientes que agotas toda tu energía? Si es así, es posible que hayas estado en una relación code...
Terapia Online: ¿Tan buena como la terapia cara a cara? El nombre de tu terapeuta es ELIZA, y ella interactúa contigo a través de texto en una pantalla de ordenador. Sin importar que tan embarazoso o difíci...
¿Cómo Puede Ayudar tu Mascota a Reducir tu Ansiedad? La ansiedad puede ser una pesada carga. Para las personas con trastornos de ansiedad o incluso aquellos que sólo se ponen nerviosos, a menudo no se en...
Hacer música puede mejorar el comportamiento de los niños La música como una actividad creativa puede mejorar tanto el comportamiento pro-social (comportamiento voluntario destinado a beneficiar a los demás) ...
10 Estrategias para una mejor salud mental este Año Nuevo Aunque lejos de ser exhaustivas, cuando se trata de mejorar el bienestar, seguir las siguientes 10 ideas respaldadas por años de investigación científ...
Autenticidad: la clave para una vida saludable Una de mis frases favoritas pertenece a la autora Marianne Williamson, y dice: "Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro mi...
La Diferencia entre Asesinos en Masa, Spree Killers y Asesinos en Seri... Es casi Halloween, que es, por supuesto, el mejor momento del año para conocer mejor el mundo de los asesinos en serie, el aterrador crimen, y lo peor...
6 Indicadores de que Puedes Tener Trastorno de la Personalidad por Evi... Todos tenemos nuestros momentos de inseguridad y momentos en los que preferiríamos escondernos bajo las mantas en vez de enfrentar una situación incóm...
¿Por qué hacemos cosas tontas? Todos hacemos cosas que sabemos que lamentaremos. Podría ser algo en apariencia inofensivo, como: discretamente comer algo que no debemos incluir ...
Cómo dejar ir la culpa La culpa puede ser uno de los peores sentimientos. Parte de esa sensación de hundimiento probablemente proviene del hecho de que no podemos volver atr...
Castigos vs Consecuencias: Enséñale a tu hijo/a la diferencia Cuando trabajo con padres de adolescentes, nuestras conversaciones inevitablemente se van hacia la disciplina. “¿Cómo consigo que mi hijo a s...
El autocuidado en las relaciones: Hacer tiempo para el “yo”... En la sociedad actual donde todos están ocupados, donde cada persona está luchando para encontrar tiempo (un espacio para llenarlo con una actividad/p...
7 Alimentos que pueden Ayudarte con la Ansiedad La comida puede ser una herramienta poderosa cuando se trata de mantener la salud física y mental. Estos siete alimentos que ayudan a controlar la ans...
La capacidad de resiliencia en las victimas de Ariel Castro En psicología llamamos resiliencia a la capacidad de las personas para sobreponerse de una manera exitosa a un evento o historia adversa. En teorí...
La Existencia Desnuda ¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano? Prisioneros liberados del campo de concentración de Mauthausen, Austria. Mayo de 1945.   Hagamos un experimento… imagina que estas en una ...
5 Maneras en que tu respiración influye en tus emociones (y viceversa)... Cada vez que alguien te dice que respires profundo cuando te alteras, o te pregunta si estás molesto porque estás jadeando como un perro … estas ideas...
La Psicología Detrás del Miedo a los Payasos Durante los últimos meses, payasos espeluznantes han estado aterrorizando en varias partes del mundo, se dice que comenzó en EEUU, y se han observado ...
Solo es justo si compartes...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on RedditPin on PinterestShare on VKShare on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on YummlyFlattr the authorBuffer this pageEmail this to someone

Deja tu comentario - Comparte lo que piensas