Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_1Llámese pensar demasiado, obsesionarse, o revolcarse en sufrimiento, o mejor llamémoslo por su término oficial: RUMIA MENTAL. A continuación te ofrezco puntos para entender la rumia y por supuesto 4 consejos para detener la rueda del hámster mental.

La rumia es pensar (…y pensar y seguir pensando) sobre algo molesto, pero de una manera pasiva, sin llegar a entrar en acción.

Ahora, apuesto a que nunca pensaste que aprenderías de taxonomía en un artículo de psicología, pero te prometo que voy a conectar los puntos: Animales como vacas, ciervos, cabras y ovejas pertenecen al suborden de los Rumiantes. Estos rumiantes tienen múltiples estómagos y regurgitan su comida parcialmente digerida y la mastican de nuevo.

Del mismo modo, una persona mastica sus pensamientos, por así decirlo, una y otra y otra vez. Muy diferente, pero esencialmente el mismo concepto. ¿Qué te parece eso como imagen mental?

¿Qué tiene de malo la rumia?

Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_2La rumiación hace que la persona piense que está trabajando en un problema, pero la rumia no sólo no produce soluciones, sino que ademas agrava el problema. Todo ese pensamiento toma tiempo y energía que la persona podría pasar solucionando el problema.

Se ha encontrado que la rumia mental afecta las habilidades de resolución de problemas, lo que hace menos probable que los rumiantes tomen una decisión sobre una posible solución; los hace más pesimistas sobre el futuro, y prácticamente garantiza un mal estado de ánimo. De hecho, los que rumian su pensamiento tienen 4 veces más posibilidades de desarrollar depresión que los que no rumian. Es como un hámster corriendo frenéticamente en una rueda, agotándose sin llegar a ninguna parte.

Por último, el mayor inconveniente de la rumia, aparte del hecho de que no funciona, es que conduce a alejar a las personas. Para su crédito, los rumiantes realmente buscan ayuda con más frecuencia que los no rumiantes, pero los rumiantes tienden a compartir su preocupación hasta el punto de ser molestos. Además, aunque para algunos podrían ser simpáticos al principio, después de un tiempo se frustran cuando el rumiante parece que nunca toma medidas para resolver sus problemas, incluso después de la escucha paciente, sincera simpatía y buen consejo. Después de un tiempo, todas las personas terminan evadiéndolos. En resumen, se puede dirigir al rumiante a una solución, pero no se puede hacerle tomar acción.

Irónicamente, las personas que rumian realmente valoran sus relaciones románticas, familiares, amigos, hasta el punto de que van a sacrificarse en gran medida para salvar alguna. Pero a menudo no ven que contribuyen al estrés en la relación por pensar demasiado -entre los problemas reales e imaginarios-, diciendo a todos lo horrible que es su vida, y sin tomar ninguna acción. Colocan sus relaciones en un pedestal, pero luego, las sofocan con el tiempo.

¿Cómo puedo saber si estoy Rumiando?

La rumiación tiene tres características esenciales que la hacen única:

Rasgo 1: Es repetitiva

Al igual que nuestros amigos de la especie bovina, los rumiantes mastican algo una y otra vez. No dejan que las cosas finalicen, además examinan un problema desde todos los ángulos: ¿Por qué ha ocurrido esto? ¿Por qué dijo eso? ¿Por qué hice eso? Eso no fue justo. ¿Qué significa esto?… y la lista continua.

Rasgo 2: Es pasiva

Los rumiantes dicen que piensan demasiado con el fin de resolver un problema, pero en vez de esto, los estudios han encontrado que los rumiantes no son particularmente eficaces para encontrar soluciones. Además, incluso cuando hay una buena solución, es difícil reunir la motivación para llevarlo a cabo, incluso cuando las apuestas son altas. Por ejemplo, un estudio de 2006 encontró que las mujeres que rumian son más propensas a posponer cosas como ver al médico después de descubrir un bulto en su pecho.

Rasgo 3: La rumia es sobre el pasado, no el futuro

Esta es la forma en que la rumia difiere de la preocupación. La rumiación se centra en el pasado: “Si sólo hubiera hecho X”, o “¿Cómo pude haber sido tan estúpido” Por otra parte, la preocupación por el futuro es: “¿Qué pasa si sucede X?” o “Creo que no seré capaz de manejar esto”.

 

4 Maneras de Cortar de Raíz con la Rumia Mental

¿Entonces lo que hay que hacer? Aquí hay 4 formas para cortar de raíz la rumia.

Consejo 1: Renuncia al arrepentimiento

Todo el mundo hace cosas estúpidas que podrían lamentar. Yo, por ejemplo, las hago todos los días. Así que deja ese espiral descendente con un gran suspiro y diciendo “OK, eso sucedió” Y luego sigue adelante. Es un cliché, pero en lugar de centrarte en lo que podría haber sido, te centras en lo que podría ser. Y luego intentas, haces…

Consejo 2: Distráete

La última reina de la investigación sobre la rumia mental, fue la Dra. Susan Nolen-Hoeksema. En 1993, explicó que la brecha de género en la depresión no se debió a la biología, los roles de género, o a las teorías freudianas, sino a la rumia.

Vamos a retroceder y dar un poco de contexto: la rumia afecta a ambos sexos de la misma manera. Una vez más reitero, los hombres y las mujeres que sufren de depresión rumian cuatro veces más que los no rumiantes. Sin embargo, las mujeres tienen un 70% más de probabilidades que los hombres de sufrir de depresión a lo largo de toda la vida.

“Las mujeres tienen un 70% más de probabilidades que los hombres de sufrir de depresión a lo largo de toda la vida.”

¿Por qué? Resulta que, en general, las mujeres tienen más probabilidades de ser rumiantes, más propensas a quedar atrapadas en sus malos humores y hacer hincapié en lo que pasó, por qué y cómo.

Por el contrario, los hombres (de nuevo, en general) tienden a ser reparadores, e incluso si la solución no es tan eficaz como: un reloj-TV, dar una vuelta, o incluso lanzar un golpe, cuando los hombres se enfrentan a un problema tienden a hacer algo, que los distrae y cambia su estado de ánimo.

Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_3Por supuesto, estas son generalizaciones, hay muchos hombres que rumian y muchas mujeres que no lo hacen. Pero, en general, las mujeres rumian y esto hace que su estado de ánimo empeore, mientras que los hombres se distraen y hace que su estado de ánimo mejore.

Entonces, ¿cómo utilizar la distracción de manera efectiva? Por suerte, la distracción no tiene que ser algo a gran escala, no tienes que ir de vacaciones o hacer terapia de compras para distraerte. Basta con pequeñas cosas, incluso sin aparente sentido, como ver el plano de la oficina de correos local, o buscar formas en las nubes en el cielo. Lo que nos lleva a …

Consejo 3: Reduce el tiempo y el espacio disponible para rumiar

Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_4Hay una leyenda urbana de que la carpa japonesa, o koi, crecerán tan grande como el espacio que se le de. Colócalas en un pequeño tanque, y crecerán sólo unas pocas pulgadas de largo. Sin embargo, al colocarlas en un estanque, crecerán en grande, con sus grandes bocas abiertas y ojos saltones. Lo mismo sucede con el pensar demasiado.

Así que basta simplemente con distráete. Manténte ocupado con actividades que sean significativas para ti. Piensa dos veces antes de rechazar una invitación social. Sal a hacer ejercicio. Inscríbete en esa clase que habías tenido la intención de tomar. Por supuesto, no te comprometas con tu propio agotamiento, sino en reducir el tamaño del espacio permitido para pensar demasiado, y tu rumia permanecerá del manejable tamaño de peces dorados.

Consejo 4: Haz algo un poco difícil

Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_5Llevar a cabo algo que es un poco difícil, pero aún dentro de tus capacidades construye lo que se llama dominio, o la creencia en tu propia capacidad de conseguir cumplir con las cosas.

La falta de dominio, junto con la falta de confianza, es a menudo una gran barrera para los ruminantes, que con frecuencia tienen buenas intenciones, pero parece que no pueden hacer que sus ideas ocurran. Un rumiante podría realmente querer cambiar de carrera, dejar de lado un viejo rencor, o, finalmente, salir de casa de sus padres, pero sin la confianza de que lo que intenta hacer creará la diferencia, es poco probable que suceda.

Por lo tanto, identifica un paso que puede parecerte un poco difícil, como averiguar los requisitos para un programa de certificación o el presupuesto para un nuevo apartamento. El dominio es lo opuesto a la pasividad y, a medida que crece, transforma la rumiación sufrida en confiada acción.Hábitos Tóxicos- Pensar Demasiado_6

Así que con la práctica, puedes dejar la rumia para las vacas. Y si la retomas, siempre puedes distraerte con un suave “mu”.

¿Eres un rumiante? ¿Qué pasos debes seguir para reducir el pensar demasiado? Comparte tus ideas en la sección de comentarios o en la página de Facebook.

REFERENCIAS:

También te podría interesar...

La transformación del dolor y el trauma La gente a menudo queda perpleja por la “parálisis” o la intensa emotividad que puede ocurrir años después de un evento traumático. Las adicciones...
12 Habilidades y Estrategias para añadir a tu caja de herramientas con... Si luchas con la ansiedad, independientemente de si te han dado un diagnóstico oficial, una de las cosas más poderosas que puedes hacer es construir u...
Superar la Ansiedad Social y la timidez La timidez suele comenzar en la infancia, puede provenir de la educación, el entorno en el que creciste o tal vez usted lo heredó a través de uno su...
El saber escuchar puede ayudar a reducir el estrés   Escuchar es una gran habilidad que puede desarrollarse. No sólo es el 50% del proceso de comunicación, sino que nos ayuda a saber que de...
10 Estrategias para una mejor salud mental este Año Nuevo Aunque lejos de ser exhaustivas, cuando se trata de mejorar el bienestar, seguir las siguientes 10 ideas respaldadas por años de investigación científ...
Cómo lidiar con el “abusivo” dentro de tu cabeza ¿Alguna vez te has llamado a ti mismo "estúpido" sólo porque has cometido un error? Cuando te ves en el espejo, ¿maldices tu reflejo por no ser l...
4 Consejos para hacer frente a tus miedos ¿Enfermo/a de culpa? ¿Cansado/a de sentir mariposas en el estómago, un nudo en la garganta para: tomar la palabra o hacer lo que necesitas? En est...
Realmente ¿Qué Tan Efectiva Es La Terapia Online? ¿Quieres probar la psicoterapia, pero la pospones porque viajas mucho por trabajo? O ¿no estas seguro/ de si te mudarás en los próximos meses? Con...
La Existencia Desnuda ¿Cuál es la Última Libertad del Ser Humano? Prisioneros liberados del campo de concentración de Mauthausen, Austria. Mayo de 1945.   Hagamos un experimento… imagina que estas en una ...
10 Puntos para Entender el Gaslighting Como Táctica de Maltrato El Gaslighting es cuando alguien intenta sobrescribir la realidad de otra persona. Hay mucha probabilidad de que sepas más del gaslighting que la mayo...
Trabajo del Niño Interno – ¿Qué es y, te puede beneficiar? "Trabajar con tu niño interior" puede ser algo que hayas escuchado en los medios o de cualquier persona. Pero el niño interno es un concepto psicotera...
¿La Terapia Online es Tan Buena como Hablar Cara a Cara con un Psicólo... Todos estamos de acuerdo en que la tecnología no deber ser un sustituto, sin embargo, la terapia online puede ofrecer flexibilidad y mayor libertad de...
Cómo No Perder Tu Tiempo en la Terapia Online Las dos preocupaciones que las personas a menudo tienen cuando consideran entrar en psicoterapia online son: que toma demasiado tiempo y que puede ser...
Repararte emocionalmente con un psicólogo online La terapia online hoy en día se puede llevar a cabo por chat, email y videoconferencia, siendo esta última la mejor y en la que más me baso en mi trab...
¿Qué hacer antes de programar tu primera sesión de psicoterapia? La elección de ver a un psicoterapeuta es una decisión muy importante. Es ese momento en que decides que: Necesitas o deseas ayuda (de hecho… ...
Dos Estudios Exploran la Eficacia de la Terapia Online Aquí te muestro dos estudios que sugieren que la terapia online puede ser muy eficaz para tratar problemas de salud mental. La terapia en línea es cad...
Desafiando los mitos que estigmatizan la Terapia Online Existe una gran cantidad de mitos que rodean a la terapia online, así como a la presencial. Muchos de estos están arraigados por la imaginación co...
¿Por qué nos besamos? El estudio científico de los besos se llama "filematología" (filos en griego antiguo = amor terrenal). Bioquímica y Fisiología del Beso: Durante...
Cómo funciona el perdón y por qué es bueno para ti Uno de los aspectos más abrumadores de ser un adulto es aprender a perdonar, particularmente si la persona o personas que te han herido no muestran re...
9 Cosas que Debes Evitar Durante la Intimidad Cuando estás al calor de la pasión con tu pareja, hay ciertas cosas que nunca debes hacer. A través de prueba y error (y mucha comunicación), tú y tu ...
Solo es justo si compartes...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on RedditPin on PinterestShare on VKShare on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on YummlyFlattr the authorBuffer this pageEmail this to someone

2 Responses to Hábitos tóxicos: Pensar Demasiado

  1. Pulsar dice:

    No hubiera pensado en la forma ‘técnica´de llamar a este fenómeno, La rumia de pernsamientos. Me causa curiosidad que generalmente se trata de cosas del pasado. Al principio del artículo pensé que se aplicaba al futuro, cuando generamos pensamientos sobre un futuro que no ha pasado y analizamos una y otra vez las distintas posibilidades.

    Buen articulo!

    • Armando Arafat dice:

      Es correcto, “rumia” es una etiqueta técnica… academica. Sin embargo, “pensar demasiado” (como dice el titulo), desde mi perpectiva también aplica a escaparse por mucho tiempo al futuro, hasta que se vuelve molesto y nada productivo, sin acción.
      Otra cosa es analizar las -cosas futuras- con ventajas y desventajas, posibilidades. Si dentro de algún tiempo, hay acción, algo que nos dirija a cualquier meta, no hay problema: ES MENTALMENTE MÁS SALUDABLE

Deja tu comentario - Comparte lo que piensas